Farmacéuticos aseguraron que «no hay faltantes» de medicamentos

Desde el Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos aclararon que el conflicto que mantienen es con las empresas de medicina prepaga, no con las obras sociales, porque «las prepagas no se adecúan a los plazos de pago». Recalcaron que «no hay problemas en la atención al PAMI, que abona en tiempo y forma».

La provisión de medicamentos «es normal», aseguró el Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (Ceprofar), quien aclaró que «no hay faltantes» de remedios ni que hayan cambiado las condiciones de pago.

Por su parte, desde Gobierno enfatizaron que «no existe una situación de falta de insumos» en hospitales nacionales, tras una reunión que mantuvieron funcionarios de los ministerios de Salud y de Economía con representantes de las cámaras de prestadores del sector sanitario.

«Para tranquilidad de la población, la provisión de medicamentos es normal, a través de las droguerías y laboratorios, manteniéndose las condiciones de pago habituales, sin que haya faltantes de medicamentos», subrayó el Ceprofar en un comunicado.

La entidad farmacéutica remarcó que «la situación de conflicto se centra en la atención a las prepagas, no así en la mayoría de las obras sociales», en referencia al reclamo del sector para que los plazos de pago sean inferiores a los que existen en la actualidad.

Ceprofar precisó que en Argentina, alrededor del 5% de la población (más de dos millones de personas) reciben sus medicamentos a través de la medicina prepaga, mientras que el 63% (28 millones de personas) lo hace a través de las obras sociales.

A su vez, recalcó que «no hay problemas en la atención al PAMI, que está abonando las prestaciones en tiempo y forma a las farmacias, de acuerdo a lo convenido».

En tanto, el PAMI informó este miércoles que hace efectivo los pagos «en un plazo de tan sólo 10 días, al cierre de cada quincena».

«Ante las noticias que reportan conflictos entre farmacias, obras sociales y prepagas, debido a los plazos de pago de ‘entre 60 a 90 días’, y el impacto que esto tiene en la rentabilidad del sector, es crucial aclarar que ésta no es la situación del PAMI», consignó la obra social de jubilados y pensionados del Estado.

En ese marco, la dependencia oficial agregó: «Aunque desconocemos los plazos de pago de otras obras sociales y prepagas, es importante destacar que el PAMI efectúa los pagos en un plazo de tan solo 10 días, al cierre de cada quincena».

«Por los medicamentos dispensados en la segunda quincena de octubre, que finalizó el 31 de octubre, las cámaras (sectoriales) recibirán este viernes 10 de noviembre un monto total de $ 10.822 millones», graficó el PAMI, y puntualizó que realiza esos pagos «a las entidades farmacéuticas, como COFA, Facaf, Fefara, Afmsra y Farmasur, y son estas entidades las que, a través de los colegios provinciales, efectúan los pagos a las farmacias».

El comunicado de Ceprofar pone el foco en el conflicto que existe entre prepagas y farmacias, lo que disparó en los últimos días informes de la prensa dando cuenta problemas en la provisión de medicamentos a los afiliados de la medicina prepaga.

Al respecto, la entidad farmacéutica dijo que se trata de «un conflicto que viene desde tiempo atrás, y se debe a las condiciones contractuales que exigen a las farmacias las empresas de medicina prepaga».

Recordaron que las empresas de medicina prepaga tienen «convenios particulares» con las farmacias y que estos «se realizan en forma directa entre las partes, sin que intervengan entidades farmacéuticas ni el Estado».

«A estos convenios no acceden todas las farmacias en forma libre, sino sólo las farmacias que las prepagas aceptan como prestadoras», ahondó la el centro profesional.

En los convenios las prepagas exigen a las farmacias prestadoras condiciones que son de «difícil cumplimiento»: se obliga a un aporte -en carácter de «bonificación»- que puede llegar hasta el 25%, mientras que la rentabilidad total bruta del sector farmacia ronda el 31%-32%, aseguraron desde Ceprofar.

«El problema se agrava porque las prepagas pagan las prestaciones a las farmacias en un término promedio de 60 días, no adecuándose los plazos de pago», advirtió la entidad.

Por último, el Ceprofar indicó que «en lo que va del año 2023, a las empresas de medicina prepaga el Gobierno les ha autorizado aumentar las cuotas del cobro a sus afiliados un 135%, beneficio que no han trasladado a sus prestadores (farmacéuticos, médicos, bioquímicos)».

«Cabe señalar que en el mismo período la inflación fue del 113% y el aumento del precio de los medicamentos un 123% promedio, es decir que el incremento de las cuotas de la medicina prepaga supera a la inflación y a los aumentos de los medicamentos recetados, que son uno de sus principales insumos», concluyó la entidad.

En este contexto, además, funcionarios de la cartera de Salud y de la Secretaría de Comercio -dependiente de la cartera de Economía- afirmaron este miércoles que «no existe una situación de falta de insumos» en hospitales nacionales, durante una reunión con representantes de las cámaras de prestadoras de salud para analizar la situación y garantizar el acceso a distintos tratamientos con un enfoque de equidad, se informó oficialmente.

El secretario de Calidad en Salud de la cartera sanitaria, Alejandro Collia, remarcó que «en la totalidad de hospitales nacionales no existe una situación de falta de insumos».

En este sentido, el director de Gestión de Comercio Externo de la cartera económica, Sarven Kocac, explicó que el sector salud es «considerado estratégico» y por eso se aprobó el 100% de las importaciones para la mayoría de las empresas del sector, que alcanzan cerca de US$ 4.000 millones.

Por su parte la subsecretaria de Medicamentos e Información Estratégica, Natalia Grinblat, afirmó: «A partir de la hoja de ruta que se trazó en la reunión previa, buscamos avanzar con una matriz de priorización de insumos críticos que son necesarios para la atención de la población».

Asimismo los representantes de las cámaras prestadoras, plantearon situaciones puntuales respecto del flujo de importaciones y de la dinámica del mercado interno, particularmente los sobreprecios detectados en algunos proveedores.

Para dar respuesta al planteo, se acordó realizar un relevamiento de insumos críticos con faltante de stock por parte de los distintos prestadores para aportar a la construcción de la matriz de priorización que será articulada entre ambas carteras del Estado.

En representación de la cartera sanitaria también participaron los secretarios de Acceso a la Salud, Sandra Tirado, y de Equidad en Salud, Víctor Urbani.

Por los prestadores de salud asistieron representantes de la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (Cadra); Fresenius Medical Care; Red Dialmed; Asociación Mutual de Prestadores de Servicios Renales (Ampser); Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados (Confeclisa).

También de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (Adecra); Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio (Cedim); Federación de Cámaras de Emergencias Médicas y Medicina Domiciliaria (FEM); y Grupo IHSA (Emergencias Salud).

Télam

Noticia patrocinada por