El paraíso de la pesca

Por Luis O. Ventimiglia / Pescador apasionado

Después de varias suspensiones, alguna por que el pescado se había aletargado, otras por factores climáticos, este fin de semana pudimos hacer la nota/relevamiento en laguna Brava de Balcarce (el celular del club de Pesca es 2266513762); invitados por un miembro de la comisión: Diego Mancino, quien nos recibió junto a Marcos Marchetti, también integrante de la comisión y dueño de la casa de pesca “Locos por la pesca de Balcarce”, y quien nos proveyó en esta ocasión de la carnada (para reservarla hacerlo al cel 2266477419).

Salimos el domingo a las 3 de la mañana, representando al Cocodrilo Fishing Team en esta ocasión: Daniel Villar, Carlos Sosa, mi hijo Enzo y yo, y luego de 5 horas de viaje llegamos a un lugar de pesca increíble, un paraíso en su geografía: La laguna está enclavada entre 4 sierras que forman un lugar especial para la pesca. En el club tienen más de 60 botes para alquilar y hay servicio de bajada de lanchas, como así también una proveeduría y camping con duchas y agua caliente.

Una vez cargados nuestros equipos, salimos en dos botes, en los cuales subimos 3 pescadores por embarcación. En el primero Carlos, Daniel y Marcos, y en el otro Enzo, Diego y yo.

Luego de 10 minutos de navegación (la laguna no es muy grande, son 400 hectáreas; pero sí profunda: de 3 a 5 metros de hondura), y anclamos dispuestos a hacer lo que vinimos a hacer: pescar y disfrutar.

En nuestro caso, Diego tiró con una línea chiripa, pero con puntero  anexado para hacer trabajar los anzuelos a profundidades de 60 a 1,40 Mts; y tanto Enzo, como yo, lo hicimos en primera instancia con paternóster. El agua todavía esta fría y salvo días de más calor, el pez todavía no come muy arriba como para usar líneas de flotes.

En las primeras 3 horas de pesca Diego (local) nos pegó una paliza bárbara, tanto es así, que hasta el mediodía él había logrado media docena de pejerreyes y nosotros, o mejor dicho Enzo, solo dos. Yo: cri… cri… nada.

Enzo usó también una línea que se llama partida, que usan mucho en Lago del Monte en Guaminí, y con ella obtuvo esos primeros pejes de la mañana.

Ya pasado el mediodía, decidimos movernos y anclamos en un lugar más reparado del viento, y ahí sí tuve mi  mejor performance. Tanto es así, que al finalizar la jornada casi había logrado la misma cantidad de piezas que Dieguito. Más tarde nos dirigimos a un sector de juncos donde suelen pescarse los famosos lomos negros , pero no encontramos este día ninguno.  El pejerrey toma muy tímido aun, hay que dejarlo comer, caso contrario se erraban muchos, pero muchos piques. Me imagino lo que va a ser esto el mes próximo, cuando con mayor temperatura se largue a comer y más de flote.

Tiene una calidad impresionante de pescado, un promedio de 450 gramos y los portes llegan al kilo. Un pescado muy gordo, bien alimentado y que cuando pica, y logras clavarlo, hace las hermosas corridas hacia los costados… el sueño de todo pescador.

Como dijimos, no vas a buscar cantidad de pejerreyes, si calidad. Al salir tipo 14,30 horas las dos embarcaciones habíamos pescado parejo: 24 pejerreyes en cada una, pero es tal la calidad, que llenamos una conservadora con esos 48 pescados.

En la costa nos esperaba Nicolás, quien se encarga de la bajada de lanchas, y quien nos había preparado un suculento asado con chorizos, matambre de cerdo y pollo.

Luego de comer en un ambiente de camaradería, que siempre la pesca nos suele dar, cargamos los equipos y nos dirigimos a la cabaña que los muchachos del club nos habían conseguido. Un hermoso lugar a solo 5 cuadras de la laguna, donde nos recibió Iván,  su propietario (cel 2234426483), una preciosa cabaña donde cada detalle es cuidado, toallas, café, vajilla, camas cómodas, limpieza,  todo impecable.

Dormimos cómodamente luego de asearnos y cenar, y a la madrugada salimos de regreso hacia nuestra ciudad.

En verdad, nos resta decirle gracias al Club de Pesca Balcarce de cómo nos atendieron, tanto Diego, como Marcos se desvivieron para que estuviéramos cómodos y nos hicieron pasar un día inolvidable.

Queremos agradecer como siempre a las empresas amigas de Chacabuco que nos dan una mano para poder viajar: Centro Integral del Envase, La nueva Babilonia, Bacos Vinoteca, Pinturería Martínez, Spataro S.A., Grupo Ferrari, Carnicería cer»2″, Óptica Boero, Frutos del Bosque, Alarmas Zona 24 y Confitería La Strada.

También agradecemos a las empresas que equipan al grupo: Cauque Pesca, Grilon Pesca y Señuelos Rubí.

Como decimos siempre: no depreden, mantengan limpio los lugares de pesca que visitan así nuestros hijos y nietos podrán disfrutar tanto como nosotros de este deporte que nos apasiona.

Gracias por leernos y sígannos en nuestras redes por Facebook, Instagram y nuestro canal de YouTube como: Cocodrilo Fishing Team.

Abrazo pescador

Noticia patrocinada por

Deja un comentario