Pescar: Una forma de vida

Por Luís Osvaldo Ventimiglia / Pescador Apasionado

Es de público conocimiento mi pasión por la pesca. Desde hace años que practicar este deporte, es como mi psicólogo.

Cuando organizamos una salida para hacer una nota, la ansiedad se apodera de mi los días previos al viaje, hablamos con el guía al que visitaremos preguntándole como está el pique, a que hondura están tomando la carnada, qué tipo de líneas debemos  llevar…

Tratando de no dejar ningún detalle al azar para que nuestra jornada sea lo más productiva posible, y aunque siempre pregonamos eso de: “lo importante no es pescar, sino estar pescando”, hacemos lo imposible para lograr una buena pesca, para poder hacer una buena nota que sirva al guía que nos invitó para mostrar con la mayor cantidad de detalles su ámbito  de trabajo.

Por supuesto, después está la otra parte, la parte más linda de nuestros viajes, que es cosechar amigos y pasar momentos de camaradería en todos los pesqueros que  visitamos.

A esta altura de mi vida la pesca es una forma de vida, es un placer inexplicable llegar al agua, cada vez que sucede se me pone la piel de gallina (literalmente).

Ya, luego de más de 30 años de pescar, no me amargo tanto como en los inicios cuando no logramos la pesca deseada, pero siempre nos queda ese sabor amargo cuando la jornada es escasa.

A mí particularmente me gustan más las lagunas difíciles, esas donde al pejerrey hay que pescarlo y buscarlo, no se regala. Son más atractivas para mi gusto que las lagunas donde pican las 3 boyas a la vez. Me refiero a esas lagunas donde después de 3 o 4 piques  tener que moverte porque el peje es arisco, y escapa  luego de las primeras capturas; y nosotros moviéndonos detrás de ellos tratando de volver a engañarnos otra vez.

Hay quienes sienten pasión por las lisas, otros por los dorados, pejerreyes, taruchas, surubíes, etc, pero al final, todos tenemos una misma pasión: la pesca. El que no ha practicado este deporte no sabe de lo que hablamos, así que para poder experimentarlo le recomendamos un poco de «pasión», un poco de  «terapia»: un poco de PESCA.

Y al que ya lo ha practicado,  le recomendamos que no se olvide de dejar el legado, enseñarle la pasión a tus hijos y tus nietos, y lograrás también que ellos experimenten lo mismo que nosotros.

Gracias por leernos y seguirnos semana a semana.

Nuestro próximo relevamiento es el 4/7 en Cochico.

Ser unos en Facebook, Instagram  y YouTube  como Cocodrilo Fishing Team.

Abrazo pescador

 

Noticia patrocinada por

Deja un comentario