Sandra Ávila presentó “Aguas Calmas”

La escritora ranchera, radicada en Santa Rosa de Calamuchita desde hace algunos años, publicó un nuevo libro: “Aguas Calmas”. Tal como es su costumbre, esta pieza literaria es compartida con una colega.

“«Aguas Calmas» es una antología literaria, donde se reúnen dos escritoras que viven en provincias sin salida al mar: Santiago del Estero y Córdoba. Aguas Calmas lleva de la mano a sus protagonistas y las guía hacia el faro”.

“Este poemario es un viaje que cruza la línea imaginaria de quienes se sumergen a leer sus páginas. Sus versos, ahora convertidos en un mar de cartón, plasman un sinfín de sensaciones y sentimientos que atraviesan ambas poetisas, y bien pueden reflejar el estado anímico del lector ante alguna situación que no ha podido evitar que aconteciera”.

“Los pensamientos que componen este libro expresan un conjunto de miradas incisivas y candentes del mundo, según la pluma con la que se escribe y el ojo con el que se mire. Es un resumen de fatigadas vidas”.

“Los textos de estas dos náufragas y escritoras ahora solo esperan ser rescatados para animarse a zarpar en otras embarcaciones...”. Sandra Ávila/ Directora de la publicación

Sandra y Eugenia Páez, poeta cordobesa radicada en Frías, Santiago del Estero presentaron hace unos días este poemario, que contiene textos de ambas, inspirados de dos obras individuales en las que estaban trabajando.

“El poemario surgió así: yo estaba escribiendo un poemario titulado «Diamante», el título surgió después de ver documental de Spinetta; y por otro lado Eugenia Páez estaba escribiendo «Frías de mis amores», pero ambos libros eran muy flacos y decidimos unir todo el material  y hacer uno libro”, explica Sandra Ávila.

“Tuve la idea de dividir el libro en 8 apartados: Aguas turbulentas; Aguas negras; Marea alta; Agua de azar; Agua bendita; Agua salada; Aguas cloacales; Agua marina. Cada una eligió 4 títulos en el que se agregaron todas las poesías… Todo material inédito de ambas”, aclara la autora.

“Nos habían contado que había un concurso de proyectos colectivos, y en 2021 lo armamos y corregimos. Antes de enviarlos ya estábamos muy felices del resultado y dijimos ‘si no ganamos, lo publicamos de manera particular’. Todo se fue dando”, resume.

«Aguas Calmas» cuenta revisión y corrección de textos de Isabel Pisani, mientras que la propia Sandra estuvo a cargo de la maquetación, diagramación, diseño de portada y prólogo; fue su editorial, Carmesí Editora quien lo publicó.

Sandra Ávila es escritora y estudiante de periodismo. Cuenta con la publicación de numerosos libros como Marisol, Cuchillos y Rosas, Sofocados, Hospedaje para dos, Sugestionados de amor,  además de ser Coordinadora de Confluencias (en sus versiones Utopía, Tiempos, Alas y Camino de Letras). Ha colaborado en diversos espacios literarios como Nocturnidad y Alevosía, Voces etéreas de Nocturnidad, entre otros.

Noticia patrocinada por

Deja un comentario