Pesca en familia

Por Luis Ventimiglia / Pescador apasionado

Ayer día de censo, pasaron por nuestro domicilio por la mañana, y dado que no podíamos trabajar decidimos después de almorzar hacer una pesca cercana en familia. Por el censo, el club de la laguna de Rocha (partido de Chacabuco) estaba cerrado así que decidimos ir al mismo espejo, pero por el campo de un amigo.

Terminamos de almorzar y salimos, el Cocodrilo familiar estuvo compuesto por 3 generaciones: bisabuelo Raúl Barera de 92 jóvenes añitos, nieto: Enzo Ventimiglia (mi hijo), bisnieto: Vicente Toledo (mi nieto), Raúl Horacio Barera (MI cuñado) y yo.

Entramos al campo, elegimos el lugar y a desplegar toda nuestra artillería. Tiramos 4 cañas de fondo, un paternoster y 2 de flote. Encarnamos con sardinas vivas, sardinas en sal y lombrices.  Día soleado, hermoso para estar al aire, pero sin viento (tan necesario para la pesca).

Pasaron 45 minutos y nada,  ni un toque. Por ahí, la campana de Vicente sonó, corrió ansioso hacia la caña, clavó y se escapó, dejando enojado al pequeño gran pescador.

Pasaron otros 45 minutos, entre mates y masitas disimulábamos la falta de pique, y se levantó  una pequeña brisa que aumentó mis esperanzas (No quería que nos vayamos sin ni un pescado, porque a los 6 añitos de Vicente eso haría que pierda interés en la pesca), hasta que por ahí mi campanita comenzó a sonar, corriendo fui y clavé. A lo lejos se vio el pejerrey que se había clavado, lo traje y fue a la postre el más lindo de la jornada con 38 cm. Un hermoso ejemplar.

Luego uno Vicente, otro Enzo, otro Raúl y por último antes de recoger otro Raulito. Todos logramos un peje, totalizando cinco, en una jornada de dos horas; y con solo media hora de viento. Todos superaban la medida así que alcanza para una fritanga.

Volvimos contentos tipo 17,30 hs. luego de haber pasado, después de tanto tiempo, un rato en familia pescando de costa.

Creo que en un día con buen viento y en una jornada completa de pesca, se puede lograr una buena cantidad de pejes. La Laguna está con mucha agua, y pescado hay. Sólo hay que hacer bien los deberes, y estar atentos al pique.

Nos encontramos la semana que viene con el relato que realizaremos en Berutti.

Buenas pescas y abrazo pescador.

Noticia patrocinada por

Deja un comentario