Bomberos de Ranchos le salvan a vida a bebé que se estaba ahogando

Hernán Díaz, Ricardo Novelino, Ariel Novelino y Cristian Rodríguez

El hecho ocurrió este miércoles por la noche, cuando una persona acude al Cuartel de Bomberos de Ranchos con un bebé a cuestas, quien presentaba signos de ahogamiento.

Pasadas las 20 horas, el Comandante Mayor Ricardo Novelino junto al cabo Ariel Novelino, y los Bomberos  Hernán Díaz y Cristian Rodríguez se encontraban en el cuartel al momento de producirse el hecho, y no dudaron en asistir a la pequeña y a su mamá.

“Fue todo como de película”, cuenta Ricardo Novelino, quien aún sigue conmocionado por la situación que debió pasar junto a sus compañeros.

“Estábamos los cuatro en el cuartel y de repente escuchamos un griterío. Me asomo a la ventanita y veo un montón de gente que venía corriendo”, explica el Comandante Mayor. Unos diez vecinos se acercaban desesperados, pidiendo ayuda, con una criatura en brazos que ya no presentaba signos de vida.

Sofía, de 11 meses, se descompensó a dos cuadras del Cuartel, y su mamá comenzó a correr con ella para intentar llegar a Bomberos y pedir auxilio allí. Producto de los nervios y la desesperación se paraliza y comienza a gritar pidiendo ayuda, para lo cual acuden los vecinos que se encontraban en la zona.

Una joven que acompañaba a su padre en el trabajo agarra a la bebé y sale corriendo con ella hasta el Cartel, en donde rápidamente es tomada por Novelino, quien notó la falta de signos vitales y las consecuencias de la falta de oxigenación, comenzando de manera inmediata con las maniobras de resucitación, mientras los otros bomberos asistían a la madre y preparaban el vehículo para acudir al hospital.

“Cargamos a la bebé y a la mamá en la camioneta y la puse boca abajo, y le empecé a dar golpecitos en la espalda y en la planta de los pies que es el lugar más sensible. Salió un poquito de flema”, pero no reaccionaba, por lo que continuaron haciéndole RCP hasta llegar al hospital.

Segundos antes de arribar al nosocomio, Cristian Rodríguez nota que la beba había pestañeado, y finalmente antes de bajar “hizo un suspiro”, cuenta Ricardo.

Un médico del Hospital Campomar los recibe y les pide que continúen con las maniobras que venían realizando para evitar cambios en la condición, y “cuando la apoyo en la camilla del shock room empezó a llorar”, explica Novelino, agregando que ese fue uno de los momentos más significativos de su profesión, donde lo primero que hicieron fue abrazarse junto a sus compañeros.

Pese a la vasta experiencia que tienen, con infinidad de hechos terribles y angustiosos que les ha tocado presenciar, “es la primera vez que me pasa con una criaturita. Gracias Dios Salió todo bien”, suspira aliviado.

“Nos ha tocado muchas veces asistir a personas, pero cuando se trata de chiquitos es diferente”, asegura el experimentado bombero, que junto a sus compañeros recibieron luego de esta situación, contención psicológica  por parte de la Lic. María Eugenia Zuccatti.

Por su parte, Sofía continúa en observación en el Hospital Campomar, en donde se le practicará una serie de estudios para determinar cuál fue el motivo de su descompensación, ya que habría sufrido convulsiones y presentaba unas líneas de fiebre al momento de su arribo al nosocomio.

“Fue una situación que nunca nos imaginamos que hubiera pasado acá. La gente se nos metía en el Cuartel”, cierra el Comandante Mayor Ricardo Novelino, quien junto a Cristian Rodríguez, Ariel Novelino y Hernán Díaz hoy son los nuevos héroes, y gracias a ellos Sofía y su familia volvieron a vivir.

Noticia patrocinada por

3 COMENTARIOS

Deja un comentario