CON UN ESPIRITU MAS COMBATIVO, ARSENAL CORTÓ LA MALA RACHA Y SE IMPUSO ANTE LANÚS

Por Julián Ormaechea

En la tarde del sábado, Arsenal de Sarandí recibía a uno de los principales protagonistas del Torneo LPF 2021, Lanús, por la decimotercera fecha en duelo de realidades disimiles, aunque de obligaciones para ambos.

En el conjunto local, Israel Damonte debió apelar a modificar la formación inicial debido a algunas lesiones e iniciaron el partido A. Medina; G. Benavidez, G. Goñi, G. Suso, E. Papa; el ranchero Nicolás Castro comenzando por derecha, L. Picco, D. Miloc, F. Kruspzky; B. Sepúlveda y N. Mazzola. Por su parte, uno de los principales animadores del torneo saltó al campo de juego con L. Acosta; B.  Aguirre, G. Burdisso, D. Braghieri, A. Bernabei; A. González, T. Belmonte, J. Morel, L. Acosta; J. Sand y J. M. López.

El local, sumido en una profunda crisis futbolística estando último en la tabla de posiciones y con una seguidilla de nueve partidos sin victorias salió a jugar muy convencido y durante los primeros 15 minutos maniato la salida del granate. Presión alta, adelantamiento de líneas y dos cabezazos de Suso de pelotas pardas incomodaban al equipo de Zubeldía que no debía dejar puntos sino quería empezar a alejarse de la punta. Kruspzky desde la izquierda y el tándem de Benavidez y Castro era lo más interesante de los dirigidos por Damonte a los que no les sobraba profundidad, pero tampoco sufrían. Recién a los 33, Ángel González pudo escaparse por derecha y enviar un centro venenoso que generó alguna duda en defensa, pero no más que eso, independientemente del evidente pozo futbolístico que mostró la parte final del primer tiempo.

La visible intensidad del local pudo materializarse recién arrancado el complemento. A los 3, Burdisso intentó jugar con Acosta y el mal control del golero visitante generó la recuperación de Mazzola que la tocó al medio del área y Sepúlveda puso mucho más que el 1-0 del encuentro. Con la anotación, Arsenal no solo que ganaba un partido sino que cortaba la friolera de 603 minutos sin convertir goles. Era claro que con el resultado a su favor, Arsenal iba a ceder el protagonismo aunque no se metió tan atrás y decidió pelear desde la mitad de la cancha. Lanús que no había construido juego en todo el partido, se acordó tarde de atacar y pudo lastimar en el último cuarto de hora con local que naturalmente con el correr de los minutos no quiso hacer más que defender la ventaja. Burdisso pudo haber sido responsable del empate, pero en la más clara del granate se perdió un gol increíble al cabecear solo en el área chica y mandar arriba el remate luego del precioso centro de González. Más allá de los embates visitantes y un par de apariciones de Medina, Benavidez no logró sentenciar la victoria después del pase del ranchero Castro, (que jugó un aceptable encuentro) y con sobrero incluido hizo volar a Acosta en la última peligrosa del partido sin olvidar el anticipo de cabeza de De La Vega.

Dicen que las estadísticas están para romperse, y en esta tarde de sol, los del viaducto pudieron sonreír después de varias semanas. Tres puntos (llega a 11) para recuperar el ánimo y estar más cerca del anteúltimo. Además pudo llegar al gol y nuevamente no sufrió anotaciones en su valla. Ahora en el intento de seguir mejorando su andar, los dirigidos por Damonte irán a Parque Patricios para jugar con Huracán el próximo sábado a las 15.45. El conjunto de Lanús perdió los últimos seis puntos disponibles y ya posee dos partidos perdidos consecutivos. Con 23, ya está a seis de la cima y deberá levantar cabeza el viernes a las 21.15 cuando juegue como local con Central Córdoba (SdE).

Noticia patrocinada por

Deja un comentario