Atlético Ranchos pone a punto el predio con miras a una normalidad

La pandemia ha obligado al Club Atlético Ranchos a hacer un paréntesis en sus actividades deportivas, no obstante el trabajo en el predio de Av. Ferrante es cada vez más intenso, y avanzan los proyectos a pasos agigantados.

Consultado acerca de cómo vienen con el acondicionamiento del campo de juego, Alejandro “Cololo” Aramburú, como miembro activo de la Comisión Directiva, cuenta que está  “todo bárbaro. Seguimos con el predio y pudimos arrancar con la escuelita, por lo menos los fines de semanas”.

En este sentido, es de destacar que el fútbol infantil, que se logró implementar en el club verdinegro gracias a la fusión con Los Pájaros, pudo retomar las clases en las últimas semanas, tras un breve inicio que se vio interrumpido por el descenso a fase 2 en el distrito de General Paz.

En lo que respecta a las obras que vienen desarrollando, Cololo explica que “estamos con el tendido de cables y agua, a ver si podemos poner las luces en funcionamiento. Esta semana se termina de colocar las luces de las dos  canchitas de fútbol siete, se van a colocar los arcos, que ya hay un par hechos y faltan hacer otro par, que ya esta semana se terminan”.

Además, agrega que “todo lo que es la canchita chiquita se va a terminar, las luces de la cancha grande también. Los focos de un costado están comprados”.

DEL FÚTBOL NI NOTICIA

“Con respecto al inicio del campeonato, todavía no hay fecha cierta. Por lo pronto, la idea es empezar a entrenar en Primera y Tercera para ir enchufando un poco a los jugadores, que los chicos se pongan en contacto para arrancar y empezar a tener otro entusiasmo”, proponen desde la dirigencia del club.

“Eso se verá cuando arranque el campeonato y den fechas, pero todavía no se ha hablado nada. Tenemos que empezar con los aptos médicos para ver cómo están los chicos. Por eso la idea era arrancar los entrenamientos para empezar a acomodar a los chicos con los aptos médicos”, explica.

“La idea es seguir laburando en el predio, y metiéndole todas las pilas ahí, y con la Escuelita.  Estamos con otro ánimo, empezamos a laburar y que esté en funcionamiento el predio con otro ánimo”, remarcó Alejandro Aramburú.

El pasado sábado, comisión directiva, cuerpo técnico, jugadores y familias de la Escuelita de Fútbol Infantil, se convocaron en el predio de Avenida Ferrante para poner manos a la obra y plantar 50 árboles y arbustos de diferentes especies.

“Esta acción fue posible gracias a la gestión que realizó el jugador de Atlético Ranchos, Mauro Speranza y a la contribución de Vialidad de la Provincia de Buenos Aires”, agradecen.

Fotos Club Atlético Ranchos

Noticia patrocinada por

Deja un comentario