Sin el apoyo de la oposición, se aprobó la tasa de financiamiento de la Terapia Intensiva

La UTI en construcción. Estará emplazada en el sector donde antes se encontraba la residencia de ancianos

En la noche de ayer se llevó a cabo la Sesión Ordinaria 7/2021 en el Honorable Concejo Deliberante de General Paz, en la cual (entre otros temas), se debía votar la creación de la tasa que permita el financiamiento de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) que se establecerá en el Hospital Campomar.

Con el voto mayoritario de los Bloques de Unidad Ciudadana y Frente de Todos, finalmente quedó aprobado, pero no contó con el apoyo de los bloques opositores de Juntos por el Cambio y Cambiemos.

El 5 de mayo, el Intendente Juan Manuel Álvarez convocó a una conferencia de prensa, con el fin de anunciar la creación de la UTI en General Paz, habiendo previamente manteniendo reuniones con todos y cada uno de los sectores representativos de la sociedad, en donde se incluyeron funcionarios municipales, Cámara de Comercio, Sociedad Rural, Círculo Médico, Concejales de todos los bloques, entidades intermedias y de bien público, entre otros, quienes coincidieron en la necesidad de la creación de esta unidad ante la imposibilidad de realizar traslados a centros de mayor complejidad, producto de la pandemia de coronavirus.

En cada uno de estos encuentros (virtuales en su mayoría), Álvarez obtuvo el apoyo necesario para impulsar el proyecto, coincidiendo la generalidad de los participantes en la urgencia de contar con una terapia en el Hospital Campomar. No obstante, los concejales de la oposición se mantuvieron renuentes a aceptar la creación de una tasa que permita sostener dicha unidad, la cual ronda en los 2 millones mensuales. Claro está, que el Ejecutivo asegura no poder destinar ese dinero de las arcas municipales, y de ahí la necesidad de obtener ayuda de la ciudadanía en su conjunto para solventar tan elevados costos.

El debate se comenzó a plantear formalmente en la sesión 5/21, cuando se expone el proyecto de ordenanza presentado por el Ejecutivo Municipal, ingreso  que fuera aprobado por unanimidad, a la Comisión I de Hacienda.

Los concejales de Junto por el Cambio y Cambiemos insistieron en que “no siempre tiene que ser la salida aumentar tributos”, planteando alternativas como “recuperos de obras sociales; ahorros de gastos por parte de la municipalidad; informar sobre la posibilidad futura de la mejora en la coparticipación”, e incluso hacer uso del dinero aprobado para la pavimentación del perímetro de la Laguna. Alternativas que rayan lo irrisorio y poco sensato, teniendo en cuenta que por un lado, es sabido el tiempo que se tarda en recuperar el capital a través de las obras sociales, y por el otro que el dinero que se destina para una obra no puede ser transferido para otra. Se acepta o se pierde, no hay alternativas intermedias.

“Lo que pretendemos es cuidar tu bolsillo”, aseguran desde la oposición. Por su parte, desde el Ejecutivo detallan cuáles serán los valores que aportarán los vecinos a través de diferentes servicios: “En el caso de la Red Vial será de $ 10 por hectárea por mes, en el caso de quienes tengamos medidores de luz serán $ 50 por cada uno; en la factura de Seguridad e Higiene se aplicará un monto que se medirá en función de categoría de lo que se factura anualmente. Para las categorías más bajas de monotributo será de $ 70 por mes y para las más altas, que son aquellos comercios que facturan más de 20 millones de pesos al año, será de $ 2.000 mensuales. Además, habrá montos que estarán incluidos en la renovación del carnet de conducir, la tasa de cementerio, la guía de traslado de animales, las patentes municipales, y algún derecho de oficina. De esta manera, creemos que todos vamos a ir aportando un granito de arena para poder mantener la Terapia Intensiva”, detalló Álvarez al anunciar la creación de la UTI. Además, los funcionarios municipales aportarán un porcentaje de su sueldo.

 

Noticia patrocinada por

Deja un comentario