Damián Salas, el chascomunense ganador de la Serie Mundial de Póker

Por  Nicolás Zalazar

Damián Salas es de Chascomús y consiguió el máximo logro al ganar la Serie Mundial de Póker y convertirse en el mejor del mundo 2020. Conocelo en esta nota.

Si hay algo que define a la argentinidad, es que siempre sentimos orgullo de los logros internacionales en cualquier disciplina. Damián Salas puso una vez más a la bandera argentina en lo más alto, al consagrarse campeón de la Serie Mundial de Póker.

En la madrugada del lunes, en Las Vegas, obtuvo el brazalete más importante para un jugador de esta disciplina, y el premio de 2,5 millones de dólares. Fue el primer argentino en ganarlo.

Nacido en Chascomús, Damián Salas, de 45 años, es padre de tres hijos y abogado. ¿Cómo llega un argentino con ese humilde panorama a ser el campeón mundial de Póker? Se lo contó a INFOCIELO:

Sus inicios:

«Empecé de muy abajo, jugando por muy pocos dólares, y fui haciendo una progresión. Apostando primero lo mínimo y siempre evolucionando en torno a las ganancias», afirma Damián, y agrega que la vida lo dotó de «un don para esto, de un talento que me permitió desde el 2006 que empecé, subir muy rápido de niveles y llegar rápido a partidas más importantes.

«En el 2007 fui a jugar mi primer serie mundial, que es un solo evento en todo el año, y se hace como culminación de otra serie de eventos también mundiales, es a lo que aspira todo jugador del Póker. Fui con mi hijo que tenía 10 meses y mi señora». En el evento de cartas más glamoroso del planeta, Damián Salas no abandonó la compañía de su familia.

Desde ese debut en Las Vegas, el argentino casi no se perdió ediciones. «Me mantuve jugando con buenos resultados online, y siempre que podía iba a jugar la Serie Mundial en Julio. Habré ido unas 10 o 12 veces a jugarlo».

«En el 2017 fui el primer latinoamericano de la era moderna en llegar a una mesa final del mundial, en la que terminé séptimo. Después, vino lo de este año», agregó Salas, quien también expresó sus sensaciones al obtener el título.

El título de campeón mundial:

«Siento un gran privilegio, de haber podido vivir todo lo que me pasó, de poder ser el campeón de la serie mundial. Con la conciencia de que es muy difícil y que hay mucha gente que hace todo bien para llegar, y no lo logra», afirmó el argentino.

Además, agradeció a la gente que lo bancó: «Mi familia, mis amigos, colegas, y la comunidad latinoamericana, estoy muy agradecido con todos ellos».

Aún con estos elementos, el argentino tiene una estima propia: «Siento también un grandísimo orgullo de mi perseverancia, de haber trabajado con mucho esfuerzo y responsabilidad durante muchísimos años de mi vida, para conseguir este sueño. Dejé todo para esto, y lo logré».

El Póker en pandemia:

Como muchas otras actividades, el Póker también se vio afectado por el contexto de pandemia. Damián Salas afirmó que «fue un año casi sin póker en vivo, y donde el póker online experimentó una evolución y un crecimiento extraordinario».

«Se revitalizó la industria del póker online, y se ven formatos que aún cuando termine la pandemia y vuelva el presencial, van a persistir. Para los jugadores está muy bien jugar las etapas iniciales en sus casas y hacer el viaje con la certeza de, al menos, cobrar el mínimo», agregó, pensando en quienes viajaban todos los años y no llegaban a cobrar un premio.

Un consejo para los jugadores:

Sobre el juego y la posibilidad de mejorar, el argentino explicó: «Lo primero que le diría a un jugador que recién empieza es que trate de identificar cuál es el perfil que le sienta más cómodo. Hay jugadores conservadores, y otros muy osados. En el medio está lleno de matices, pero encontrar el estilo de juego es una forma de que el Póker sea más rentable».

«Más adelante, es necesario ser un jugador capaz de asumir actitudes de distintos perfiles y jugarlos de forma eficiente. Acá es donde, si uno quiere llegar a los niveles más altos, debe dominar todos los perfiles y poder adaptarse», agregó Damián Salas.

«El jugador de elite es un camaleón, es capaz de jugar en una mano muy conservador, y en otra muy osado. Eso confunde al adversario, y ahí es donde «a río revuelto, ganancia de pescador», pero eso es para más avanzados», concluyó el argentino, entre risas.

Créditos: INFOCIELO

 

Noticia patrocinada por

1 COMENTARIO

  1. Para la boludez somos los primeros ahora para ganar la guita laburando puesto ultimo
    La noticia es que no laburando y jugando gano 2 palos verdes.

Deja un comentario