Provincia evalúa el «toque de queda sanitario» ante la amenaza de una crecida incontrolable del virus en plena temporada

«La verdad que es una carta dentro del barajo», dijeron respecto a esa opción

Crece la preocupación en los gobiernos por la creciente de casos de COVID-19, y en plena temporada de verano desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires evalúan medidas para evitar tener que tomar la antipática medida de suspender las vacaciones. En este marco, un funcionario bonaerense dijo que «el toque de queda sanitario puede ser una opción».

El jefe de asesores de la cartera bonaerense, Enio José García, dijo que «estamos viendo que los casos crecen de una manera muy rápida. No como en la primera parte de la pandemia, en otoño e invierno, que teníamos la circulación de la gente prácticamente cortada, al 20 por ciento, y los casos fueron creciendo despacio y nos dio tiempo para preparar las camas. Ahora, sin restricciones, la cosa como que se desmadró».

«Obviamente aumentó mucho la movilidad de la gente y las Fiestas claramente no colaboran. La gente se encuentra y es muy difícil mantener las pautas de cuidado. Entonces, sí, es posible que podamos llamar a eso un rebrote a esta altura, y no va a quedar otra opción más que tomar algunas medidas restrictivas», explicó el funcionario en diálogo con radio La Once Diez.

Además, señaló que se está pensando en «un conjunto de medidas», pero destacó una por sobre las demás: «Se está hablando mucho de ese toque de queda sanitario. Puede ser una opción. La verdad que es una carta dentro del barajo».

Aunque rápidamente aclaró que «no tendría que ser la única (medida), hay que ver cómo hacer con el tema de la Costa. Uno no quiere que la temporada se cancele pero hay que tomar algunas medidas para disminuir los contagios».

El asesor del gobierno de Axel Kicillof reconoció que se trata de una «medida antipática» pero dijo que «no queda otra» ante la situación epidemiológica actual. «Obviamente queremos que siga el turismo y sabemos de la importancia de esa actividad, fundamentalmente para los municipios de la Costa, pero no va a haber turismo si hay un brote incontrolable o si el sistema de salud no logra dar respuesta. Entonces tenemos que juntar lo peor de los dos mundos: el caos sanitario y la falta de turismo, porque imagino que una familia que está preparando unos días de descanso no va a querer ir a un lugar si sabe que el riesgo de contagio es alto».

Sobre la implementación de esta medida dijo que «la Organización Mundial de la Salud la está recomendando porque hay un análisis general de que los contagios están vinculados a los sectores jóvenes, que vuelven a su círculo familiar y terminan contagiando también a las personas mayores. Esa es la gran dificultad. Si se toma esa medida hay que ver cómo hacer para que no genere situaciones violentas, pedir la colaboración entre los sectores que trabajan con la noche para que ayuden y entiendan que no estaría cortada la actividad, sino que podrían seguir funcionando pero dentro de un rango menor de tiempo».

Créditos: Diagonales

Noticia patrocinada por

1 COMENTARIO

  1. Piensan en un toque de queda porque no pensaron cuando metieron un millón de personas en un velatorio las marchas en la capital y a hora se fijan que cresen los casos hubieran pensado antes se les escapó la tortuga no

Deja un comentario