Solicitada

Estimados amigos:

Desde hace más de veinte años desarrollamos con un grupo de amigos un pequeño emprendimiento rural en Ranchos. Nunca tuvimos inconvenientes, invirtiendo muchos años de tiempo, paciencia y recursos en mejorar la zona y servir a la comunidad.

Nos encontramos tristes, porque hace poco, al poder visitar nuestro emprendimiento después de la pandemia en curso, nos encontramos con un verdadero «saqueo» de nuestras herramientas de trabajado, así como muebles etc. que con años de sacrificio, trabajo y buena voluntad habíamos adquirido.

No solo representa un perjuicio económico sino que es una estúpida manera de  difundir un sentimiento en contra de la propia tierra, de la propia comunidad,, de los propios vecinos, en contra de la confianza que todos debemos al otro ser humano: «todos estamos en un mismo barco» reitera con frecuencia el Papa Francisco y es cierto: todos ayudamos con nuestras actitudes a todos: todos sumamos o restamos para perjuicio nuestro y de todos.

Por eso decía con sabiduría Perón en su «Conducción Política» el deber que tenemos todos, cada uno desde su forma de pensar y sentir,  para  creer y difundir en toda la sociedad una idea, una utopía, un camino de solidaridad para marchar todos juntos: así antes de obrar pensaremos al menos en el daño absurdo que nuestras acciones hacen al conjunto del pueblo y de nuestra comunidad.

Saludos a todos por estas fiestas

Sr. Esteban Miller

Noticia patrocinada por