Alejandro Aramburú: “La idea de entrenar es por un objetivo, no por nada”

????????????????????????????????????

La vuelta al fútbol a nivel local y regional parece estar cada vez más lejos. Si bien la primera división del Fútbol Argentino ya retomó las prácticas, para la Liga Chascomunense de Fútbol, en la cual participa el Club Atlético Ranchos, resta mucho tiempo aún.

Con el avance de la pandemia mundial de Coronavirus, todas las actividades deportivas (y de todo tipo) se vieron interrumpidas, afectando el normal desarrollo de la vida, y la situación que atraviesan de los clubes no es ajena a esta realidad, es por eso, que nos contactamos con uno de los miembros de la Comisión Directiva del Verdinegro, para conocer la actualidad del único club vigente en Ranchos que participa en Liga, Alejandro ‘Cololo’ Aramburú.

“Estamos parados, está todo quieto. No creo que se vuelva hasta el año que viene”, resume.

“Por todo lo que se viene hablando, a nivel futbolístico te dicen que ‘sí, que puede volver a entrenar, pero dependen de los municipios’, y no creo que acá nosotros podamos salir a entrenar y juntar los pibes”, analiza. Máxime, cuando ni siquiera se han autorizado la reapertura de actividades individuales, como pueden ser el tenis o el pádel.

Por otro lado se pregunta cuál sería el fin de retomar las prácticas, si la competencia no es posible: “¿para qué?, la idea de entrenar para qué. La idea de entrenar es por un objetivo, no entrenar por nada… van a ir la mitad o menos”, considera Aramburú.

PROYECTOS INCONCLUSOS

Más allá de lo competitivo, el club tiene otras preocupaciones, que tienen que ver con lo institucional, y con poder concretar algunos sueños y proyectos.

En tal sentido, Aramburú asegura que “con respecto al club, bien, como todos los clubes, peleándola, haciendo gestiones…”

“Esta semana estuvimos haciendo gestiones, para ver qué se puede conseguir, con proyectos, haciendo reuniones por Zoom por el tema que no nos podemos juntar. Tratando de buscarle la vuelta para que la iniciativa del club, de los chicos, no se pierda. Siempre tenemos la limitación y el tope que pasa por lo económico, así que mucho no podemos hacer”, explica.

“Tenemos algunos proyectos para encarar, pero todavía está en ‘veremos’, hay que definir un montón de cosas”, agrega.

Los trabajos iniciados en el predio propio también fueron suspendidos: “Se nos paró el tema de la cancha allá, que también pasa por lo económico. Aunque replanteándose, concluye en que, “fue una suerte que no lo pudimos hacer, porque no lo iban a poder usar, y lo íbamos a tener que mantener, lo que implica un costo. Se hizo todo el terraplenado, pero nos falta una parte más de desparramar tierra negra y preparar el suelo. La base está, pero nos falta la otra parte, pero pasa todo por lo económico, así que no queda otra”, se lamentó Cololo Aramburú.

Noticia patrocinada por

Deja un comentario