Crece la autogestión del documento para trasladar animales y vegetales

El movimiento de animales debe ser acompañado por el Documento de Tránsito electrónico (DT-e) y el de algunos vegetales por el DTV-e.

En el primer semestre del año creció la cantidad de emisión por autogestión del Documento de Tránsito electrónico para el traslado de animales y de productos vegetales, que se realiza a través de los sistemas integrados de gestión de Sanidad Animal (SIGSA) y del Documento de Tránsito Vegetal (SIG-DTV) del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

El DT-e y DTV-e, deben acompañar, obligatoriamente, el movimiento de todas las especies animales y de algunos productos vegetales, respectivamente. Es una herramienta indispensable para conocer la trazabilidad de la mercancía trasladada.

Del total de 1.037.954 DT-e para el movimientos de todas las especies de animales emitidas por SIGSA entre enero y junio de 2020, el 65% (676.999), se realizó por autogestión de manera on line. Una suba del 7% respecto al mismo período del año pasado, donde se autogestionó el 58% (597.046) del total de DT-e.

“La mayor utilización del SIGSA, se dio en los últimos tres meses, con la cuarentena obligatoria en plena vigencia. La autogestión facilita las tareas a los productores, dado que les permite realizar sus movimientos desde su casa o lugar de trabajo, sin necesidad de dirigirse a las oficinas del Senasa”, explicó Gustavo Comesaña, a cargo de la Dirección de Ejecución Sanitaria y Control de Gestión del Senasa.

Asimismo, en el primer semestre de 2020, el SIG-DTV emitió por autogestión para el traslado de algunos productos vegetales, 688.698 DTV-e, 12.73% más que en el mismo período de 2019 (610.941 DTV-e).

“Este documento gratuito que tiene valor de declaración jurada para el emisor y para el destinatario, lo pueden tramitar las 24 horas durante todo el año aquellos usuarios registrados en el Senasa que cuenten con clave fiscal y acceso al Sistema Integrado de Gestión del Documento de Tránsito de Vegetal», explicó Ramón Campomane, de la Dirección Nacional de Protección Vegetal del Senasa.

Los datos del SIG-DTV, muestran que, según el tipo de movimientos realizados, la mayor cantidad de DTV-e emitidos, 166.807, se dieron para trasladar productos vegetales desde un mercado concentrador a destinos minoristas; en segundo término se ubica el envío de un empaque a un destinos minoristas, con 106.430 DTV-e y en tercer lugar distintos establecimientos productivos (campos, quintas, fincas, chacras, huertas, etcétera) a un empaque con 72.523 DTV-e, lugar donde se procesa la mercadería para disminuir el riesgo de dispersión de plagas a través de los materiales manipulados y procurar la inocuidad de los alimentos

Tomando las especies trasladadas, el limón fresco es el producto vegetal con más emisiones de DTV-e: 151.060; le siguen naranja, 115.068; papa, 104.452 y cebolla, 79.978 documentos de Tránsito Vegetal electrónicos emitidos.

Eximición de aranceles para agricultores familiares

Aquellos productores acreditados e inscriptos en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa) del Senasa y acreditados en el Registro Nacional de Agricultura familiar (Renaf) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, están exceptuados de pagar un total de 80 trámites del Senasa entre los que se encuentran la emisión del DT-e.

“Esto significa que los agricultores familiares que cuenten con Renspa y Renaf, no tienen costo para tramitar este documento”, sostuvo Mariana Barros, de la Coordinación de Agricultura Familar (Senaf) del Senasa.

Facilidades para la gestión de movimientos

“Facilitamos la gestión para el DTV-e, tanto por la posibilidad de su emisión por autogestión las 24 horas, y también porque se puede presentar el documento original en soporte digital PDF (Resolución 310/2020) si una autoridad oficial lo requiere. Esta gestión se encuentra vigente hasta el 31 de octubre de este año (Disposición 284/2020)”, explicó Pablo Sceglio, de la Dirección de Inocuidad y Calidad de Productos de Origen Vegetal del Senasa.

En cuanto al traslado de animales, “por la pandemia tomamos una serie de medidas concretas que permiten darle continuidad a la cadena de producción primaria, distribución y comercialización de alimentos”, dijo Comesaña.

Así, el Senasa prorrogó las habilitaciones sanitarias para el transporte de animales vivos de un año a 18 meses sin afectar la sanidad ni el bienestar de los animales (Resolución 581/2014 y Disposición DNSA 108/2020). También, se cuenta con un formulario de Declaración Jurada para los transportistas que reemplaza al certificado único de lavado y desinfección de vehículos para el transporte de animales vivos, en el caso de que el lavadero habilitado de la localidad no esté disponible (Resolución 313/2020) y se sumó la posibilidad de realizar cargas alternativas de otros productos (Disposición 131/2020).

Noticia patrocinada por

Deja un comentario