La Provincia creó un sistema de monitoreo de precios en productos esenciales para evitar abusos

Servirá a municipios para controlar aumentos de precios por fuera de la ley en el marco de la cuarentena. Los comercios que incumplan el acuerdo de precios serán pasibles de sanciones.

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires decretó la creación de un sistema de monitoreo de precios para prevenir posibles abusos empresariales durante la cuarentena. Mediante esta herramienta, los municipios tendrán una herramienta que les permitirá verificar el cumplimiento de lo acordado entre el Gobierno nacional y las cámaras empresarias.

Según el Sistema de Monitoreo de Abastecimiento y Precios de Productos Esenciales (SIMAP), creado por el decreto 177/20, los precios de unos 2.100 productos deben retrotraerse al valor vigente al 6 de marzo de 2020 y no podrán ser aumentados durante el plazo de noventa días.

Además, el SIMAP establece que los sectores empresarios que producen los bienes esenciales deberán sostener los niveles de producción para garantizar el abastecimiento en los comercios.

Lo establecido por el SIMAP deberá ser cumplido con obligatoriedad  por comercios mayoristas y minoristas de venta de productos de consumo masivo, así como también almacenes, supermercados y autoservicios.

«El monitoreo y fiscalización del cumplimiento de las normas se llevará a cabo a través del trabajo conjunto y coordinado del Gobierno Nacional, Provincial y Municipal, mediante controles sistemáticos y articulados en todo el territorio de la Provincia», señalaron desde el gobierno bonaerense.

En caso de hallar incumplimientos, los comercios serán pasibles de sanciones como multas, clausuras, inhabilitaciones, comiso de mercaderías y productos o suspensión de registros. Cualquier aumento debe ser autorizado por las autoridades mediante la previa justificación del comercio.

Créditos: INFOCIELO

Noticia patrocinada por

Deja un comentario