Una nueva edición del Festival de Fortines ha culminado con éxito

En la noche de ayer se llevó adelante la segunda velada de la fiesta mayor de Ranchos, la cual se realiza en el marco de los festejos del aniversario de la fundación del pueblo.

Grandes artistas locales y de la región lograron convocar a una gran cantidad de público, que se acercó con su silla o reposera a disfrutar de buena música de manera totalmente gratuita.

Bajo la conducción de Marcelo Robertson y Pichi Burgueño, se desarrolló con total normalidad el programa estipulado por la organización, el cual tuvo en su apertura al Ballet Guardia de los Ranchos, al igual que en la primera noche, mostrando una suite de danzas.

En esta oportunidad, le siguió el Grupo de Danzas Centro Cultural General Belgrano, quien tuvo dos entradas, una de ellas dedicada pura y exclusivamente al tango, deleitando a la platea con su destreza y elegancia.

Como en cada ocasión, el grupo liderado por Marcelo Lois, Awen, dio muestra de su talento y fue muy ovacionado por la concurrencia.

Promediando la noche, llegó el turno de Mariela y Edgardo, los Hermanos Salerno, con toda la fuerza y empuje del folclore; y como broche de oro un popurrí de temas tropicales de Dinastía.

El Ballet General Paz, instaurado ya como cuerpo estable dentro de la festividad, realizó un gran despliegue escenográfico rindiendo homenaje al militar y político argentino que cumplió una destacada actuación en la Guerra de Independencia de la Argentina, Martín Miguel de Güemes.

Tal como se esperaba, el gran cierre fue a puro baile con Los Etchemendy, figuras de gran convocatoria en la zona que pusieron en movimiento a las miles de personas que aún permanecían en el predio.

La organización estuvo a cargo de la Municipalidad de General Paz y Amigos del Festival, quienes fueron reconocidos por el Ejecutivo por su permanente apoyo y colaboración desinteresada.

Noticia patrocinada por

Deja un comentario