135 municipios, 135 Concejos Deliberantes: qué ponen en juego los intendentes

Ph La Tecla

Los oficialismos locales comienzan a sacar cuentas de cómo puede quedar el armado de cada Concejo Deliberante una vez que llegue diciembre. De cara al acto comicial, LaTecla.info te trae el detalle del reparto de poder en cada uno de los palacios legislativos de los 135 distritos bonaerenses.

Adolfo Alsina – David Hirtz (Juntos por el Cambio): Son seis las bancas que se ponen en juego, de las cuales el oficialismo que cuenta con nueve ediles pone en juego cuatro escaños. Los dos restantes que deben renovar pertenecen al kirchnerismo.

Adolfo Gonzales Chaves – Marcelo Santillán (Todos): Seis bancas se renuevan en el distrito, de las cuales tres pertenecen al riñón del intendente y las tres restantes a la fuerza local Unión Vecinal. Juntos por el Cambio mantendrá, al menos dos escaños hasta el 2021.

Alberti – Germán Lago (Todos): La mitad de los doce integrantes del legislativo pertenecen al oficialismo, de ellos tres deberán renovar su escaño. Los tres restantes que vencen mandato en diciembre pertenecen a la oposición de Juntos por el Cambio.

Almirante Brown – Mariano Cascallares (Todos): El escenario se muestra favorable para el alcalde que solamente pone en debate cinco de los doce ediles que posee. La alianza opositora de Juntos por el Cambio pone en debate cuatro de los ocho integrantes del espacio. Los tres restantes que vencen mandato se dividen en dos del massismo y uno de Red por Argentina.

Arrecifes – Javier Olaeta (Juntos por el Cambio): De catorce ediles, nueve forman parte del bloque del intendente y solamente renuevan cuatro. El vecinalismo “Por Arrecifes” cuenta con un solo escaño que vence en diciembre, los dos que restan pertenecen al peronismo.

Avellaneda – Jorge Ferraresi (Todos): De los 24 concejales, 13 responden al alcalde peronista y pondrá en debate a seis de ellos. Los seis restantes se dividen entre Juntos por el Cambio y los sectores con base también peronista y virtuales aliados de Alternativa Federal (uno); PJ – Frente Renovador (uno), Red por Argentina (uno) y Compromiso Federal (uno).

Ayacucho – Emilio Cordonier (Juntos por el Cambio): El intendente cuenta con nueve de los 14 integrantes del Concejo Deliberante y pone en debate a cuatro de ellos. De los cinco integrantes del peronismo, tres estarán vencen mandato en diciembre.

Azul – Hernán Bertellys (Juntos por el Cambio): De los 18 integrantes del legislativo local, el alcalde cuenta con once propios y de los cuales debe renovar seis. Los tres restantes que vencen mandato dos pertenecen al progresismo distrital y uno al pejotismo. El kirchnerismo mantendrá, al menos, tres escaños hasta 2021.

Bahía Blanca – Héctor Gay (Juntos por el Cambio): Once son los concejales que responden al intendente, de los cuales seis deben renovar. El massismo posee un solo escaño que vence en diciembre, mientras que el peronismo pone en debate los cinco faltantes.

Balcarce – Esteban Reino (Juntos por el Cambio): El oficialismo cuenta con 11 ediles y pone en juego 6 de los 18 del palacio legislativo local. El peronismo pone en debate tres escaños de los siete que posee.

Baradero – Fernanda Antonijevic (Juntos por el Cambio): a jefa comunal del PRO cuenta como propios a 8 de los 16 ediles. Uno de esos es el presidente del cuerpo, con voto doble. En los comicios venideros pondrá en juego la mitad, por lo que arrastrará cuatro hasta 2021. Los K, en tanto, conservarán dos de los cinco. Y los massistas, también, dos. Si estos se unen en el HCD, la base será cuatro oficialistas y cuatro opositores.

Benito Juárez – Julio Marini (Todos): La derrota de 2017 y alguna que otra fuga complicaron al oficialismo. La holgada victoria de 2015 ya no sirve: el intendente metió 5 de 7. Los dos restantes que debe renovar el Concejo de 14 integrantes pertenece a Juntos por el Cambio.

Berazategui – Patricio Mussi (Todos): De los 15 totales que posee, el oficialismo pondrá en debate siete. Por el lado de Cambiemos, la segunda fuerza, apostará 3 de los 7. El massismo y Unidad y Participación peronista Juan Domingo Perón ponen en debate un escaño cada uno, mientras que el macrismo tres bancas.

Berisso – Jorge Nedela (Juntos por el Cambio): El intendente cuenta con 10 ediles y pone en juego cuatro. El peronismo, pone en debate cuatro escaños restantes, mientras que el massismo dos.

Bragado – Vicente Gatica (Juntos por el Cambio): A pesar de perder a una radical, Cambiemos cuenta con mayoría propia. Y en caso de seguir por la senda victoriosa, el jefe comunal pone en juego apenas 3 voluntades, ya que también le toca renovar a la edil boina blanca desertora. Los K arrastran 3 de ese año y cinco deben renovar.

Brandsen – Daniel Cappelletti (Juntos por el Cambio): De los 14 ediles posee el Concejo Deliberante, ocho son del riñón del intendente radical y renueve la mitad de ellos. El justicialismo debe renovar tres bancas.

Campana – Sebastián Abella (Juntos por el Cambio): El jefe comunal tiene ocho concejales de los 18 integrantes del legislativo local, de los cuales pone en juego cuatro. El segundo bloque es el de Unidad Ciudadana, con seis integrantes: en octubre apuesta tres.

Cañuelas – Gustavo Arrieta (Todos): De los 18, posee ocho y pone en debate cuatro de ellos. Los cinco restantes se dividen entre un monobloque “Haciendo lío”, dos massistas y dos de Juntos por el Cambio.

Capitán Sarmiento – Oscar Ostoich (Todos): Doce ediles componen el Concejo. El ajustado triunfo de 2015 le permitió al mandamás quedarse con 3 de los 6, los mismos que apostará en octubre. Los representantes del oficialismo provincial ponen en debate solo dos y el progresismo pone en debate un escaño.

Carlos Casares – Walter Torchio (Todos): De los 14 integrantes del Concejo Deliberante posee un bloque de siete representantes de los cuales cuatro vencen mandato. Por su parte, el radicalismo local debe renovar tres representaciones.

Carlos Tejedor – Raúl Sala (Juntos por el Cambio): El alcalde pone en juego tres de los seis ediles que posee en un Concejo Deliberante conformado por doce escaños. Los tres restantes pertenecen al peronismo.

Carmen de Areco – Marcelo Skansi (Alternativa Carmeña): El intendente vecinal solamente posee tres bancas de las doce que forman el Concejo Deliberante y debe renovar una sola. Las cinco restantes a renovar se dividen entre tres de Juntos por el Cambio y dos del peronismo.

Castelli – Francisco Echarren (Todos): En un HCD con diez integrantes, seis son del equipo del jefe comunal peronista y debe renovar la mitad de ellos. Las dos renovaciones que restan pertenecen al equipo de Juntos por el Cambio.

Chacabuco – Víctor Aiola (Juntos por el Cambio): El intendente radical maneja el Concejo con comodidad: cuenta como propios 10 de los 18 ediles de los cuales renueva cinco. El peronismo pone en la competencia a los cuatro restantes.

Chivilcoy – Guillermo Britos (Consenso Federal): El intendente hasta hace un tiempo massista pone en juego cuatro de los seis que posee. Los cinco que deben renovar el resto del cuerpo legislativo de 18 integrantes se reparten entre dos del kirchnerismo, dos de cambiemos y uno massista.

Colón – Ricardo Casi (Todos): Panorama complicado para el intendente que pone en juego a los cuatro concejales que posee en un palacio de 14 escaños. Los tres restantes pertenecen a Juntos por el Cambio. Vale aclarar que el kirchnerismo cuenta con cuatro escaños que juegan en soledad hasta 2021.

Coronel Dorrego – Raúl Reyes (Juntos por el Cambio): En un Concejo de doce representantes, ocho responden al alcalde que pone a cuatro en juego. Los dos restantes que vencen mandato en diciembre pertenecen al peronismo.

Coronel Pringles – Carlos Berterret (Juntos por el Cambio): El ex vecinalista con su llegada a la alianza oficialista incrementó la representación a nueve de 14 integrantes del cuerpo legislativo. De los cuales renueva cuatro, los tres restantes forman parte del bloque de unidad pejotista.

Coronel Rosales – Mariano Uset (Juntos por el Cambio): De los 18 concejales, el jefe comunal tiene 10, y en los comicios que vienen pondrá en juego la mitad, es decir cinco. Las restantes cuatro renovaciones responden a una kirchnerista, dos massistas y una vecinal.

Daireaux – Alejandro Acervo (Todos): De los doce integrantes del palacio legislativo local, la mitad pertenece a su riñón y  deberá renovar a tres de ellos. La alianza Juntos por el Cambio corre con la misma suerte y pondrá en debate la misma cantidad.

Del Pilar – Nicolás Ducoté (Juntos por el Cambio): No la tiene fácil el oficialismo, que renovará 4 de los 9 ediles (de los 24), estando en debilidad de fuerzas tras la “fuga” de los concejales Lagomarsino y Libere, ingresados en 2015 (también renuevan). En un Concejo atomizado en 10 bloques, el peronismo pone en juego 4 y el massismo los dos ediles que ingresaron en los comicios de hace 4 años.

Dolores – Camilo Etchevarren (Juntos por el Cambio): De los 14 ediles, ocho forma parte del oficialismo y solamente renuevan tres de ellos. Los cuatro que vencen mandato en diciembre y completan el número de siete renovaciones pertenecen al peronismo.

Ensenada – Mario Secco (Todos): Escenario más que tranquilo para el kicrhnerista que cuenta con once de 18 concejales. En total pone en juego a cinco de ellos. Producto de la división de Juntos por el Cambio, la única renovación que tenía en sus filas formó un monobloque y mantendrán tres representantes. En tanto, el FR pone en juego las 2 bancas que posee; y además del unibloque UCR-Illia.

Escobar – Ariel Sujarchuk (Todos): El jefe comunal peronista cuenta con el apoyo de un bloque de diez ediles en un Concejo de 24 integrantes. De su decena de legisladores locales debe poner en debate a cinco de ellos. Juntos por el Cambio tiene 8 ediles, de los cuales renueva 4; el massismo tiene 5 y renueva 2; y un unibloque.

Esteban Echeverría – Fernando Gray (Todos): El presidente del PJ, cuenta con quince ediles y pone en debate a siete de los 24 integrantes del HCD. Vale recordar que ahora, a su bloque reportan dos mujeres que ingresaron por Cambiemos (una renueva). Juntos por el Cambio posee 8 bancas y renueva 4 (una de ellas, de un legislador que entró por el FR). El Frente Renovador pone en juego su único escaño.

Exaltación de la Cruz – Adrián Sánchez (Vecinalista): Solamente cuenta con cuatro representantes de un total de catorce y debe renovar dos. Los restantes se dividen en una banca de Juntos por el Cambio, dos del massismo, uno del radicalismo disidente y uno del kirchnerismo.

Ezeiza – Alejandro Granados (Todos): En un Concejo de 20 escaños, Granados tiene a sus doce ediles rapartidos en dos bloques: 7 en el FpV y 5 en el PJ; y pone en juego la mitad. En la oposición, el ex Cambiemos pone en juego 3 de las 7 bancas que posee, y el Frente Renovador hace lo propio con el único escaño que tiene en el recinto.

Florencio Varela – Andrés Watson (Todos): En un HCD de 24 representantes, el bloque PJ Unidad y Renovación del intendente es la primera minoría y renueva la mitad de sus bancas, cinco de diez. En tanto, a Cambiemos, que tiene 6 escaños, se le vencen 3. El massismo, de 5 arriesga 3; y Nuevo Encuentro, de 2 renueva 1. El único edil de UCR-Cambiemos sigue hasta 2021.

Florentino Ameghino – Calixto Tellechea (Juntos por el Cambio): Escenario favorable para el hombre del sombrero que cuenta con seis representantes de un legislativo conformado por diez concejales. De ellos, pone en debate a la mitad. El peronismo, pone en juego dos de las cuatro bancas que tiene.

General Alvarado – Germán di Cesare (Todos): De 16 concejales, siete responden al intendente y cuatro deben renovar su representación. Los otros cuatro responden en partes iguales, dos cada uno, a Juntos por el Cambio (posee 5 representantes) y al kirchnerismo (posee cuatro).

General Alvear – Ramón Capra (Juntos por el Cambio): Tres concejales del bloque de siete representantes deben renovar su mandato en un Concejo de 12 integrantes. Los tres restantes los pone en juego el peronismo, que cuenta con un bloque de cinco bancas.

General Arenales – Erica Revilla (Juntos por el Cambio): La radical cuenta con un bloque de siete integrantes y mantendrá al menos cuatro hasta 2021, los otros tres deben renovar su mandato. El resto del HCD lo completan cinco ediles peronistas que tres de ellos vencen mandato.

General Belgrano – Osvaldo Dinápoli (Juntos por el Cambio): El alcalde cuenta con la mitad más uno de los doce integrantes del Concejo Deliberante, de dichos siete pone en competencia a tres de ellos. El peronismo, con cinco bancas a su favor debe poner en juego a tres de ellas.

General Guido – Aníbal Loubet (Juntos por el Cambio): Control total para el intendente que tiene seis representantes de un concejo conformado por seis integrantes. Renueva el 50 por ciento de su bloque.

General La Madrid – Martín Randazzo (Juntos por el Cambio): Al igual que ocurre en varios distritos, de los doce concejales del palacio, siete responden al intendente y tres vencen mandato en diciembre. El peronismo cuenta con cinco escaños y pone en competencia a tres de ellos.

General Las Heras – Javier Osuna (Todos): Particular situación. Es que, Juntos por el Cambio solamente posee una banca y no la pone en competencia. Las seis que están en debate se dividen en tres del massismo y tres del kirchenerismo que competirá en unidad. En lo duro, el intendente massista cuenta con seis representantes, mientras que los K son cinco.

General Lavalle – José Rodríguez Ponte (Juntos por el Cambio): En un Concejo de seis integrantes, el alcalde cuenta con cinco propios y pone en debate a dos. El único escaño de la oposición lo tiene el Frente Renovador, y el mandato vence este año.

General Madariaga – Esteban Santoro (Juntos por el Cambio): Santoro posee seis ediles de doce en total y sólo renueva dos. En la oposición vencen mandato dos del peronismo, uno del Frente Renovador y un radical disidente al oficialismo.

General Paz – Juan Manuel Álvarez (Todos): El intendente que completa el mandato de Juan Carlos Veramendi tiene a sus seis concejales divididos en dos bloques (FpV y UC) y arriesga los tres que ingresaron con la boleta del FpV. También Juntos por el Cambio tiene seis ediles y renueva tres.

General Pinto – Alexis Guerrera (Todos): Guerrera pone en juego la mitad de sus bancas del bloque PJ-FR, tres de seis en un HCD de 12 ediles. Vencen las 2 bancas de Cambiemos Presente y Futuro, y la de la Izquierda. En tanto, Juntos por el Cambio mantiene, al menos, tres representantes hasta 2021.

General Pueyrredon – Carlos Arroyo (Agrupación Atlántica): El ex Cambiemos tiene cinco escaños en un HCD de 24 escaños y debe renovar a cuatro de ellos. Por su parte, la UCR juega dos y se va un unibloque. En la oposición, Unidad Ciudadana, de seis escaños arriesga dos; también terminan mandato los dos ediles de Acción Marplatense y finaliza el unibloque Sumar. El massismo tiene dos bancas hasta 2021.

General Rodríguez – Darío Kubar (Juntos por el Cambio): Entre los 20 concejales del distrito, ocho responde al jefe comunal y la mitad vence su escaño en diciembre venidero. El bloque de Unidad Ciudadana renueva sólo tres de las nueve bancas que posee. Vencen los mandatos de tres unibloques: FR, PJ, y Peronismo Auténtico.

General San Martín – Gabriel Katopodis (Todos): Entre los 24 concejales, solamente siete responden al intendente pejotista y debe renovar a seis de ellos. La tranquilidad depende de la buena voluntad del kirchnerismo que, al menos, cuenta con cuatro escaños hasta 2021. En tanto, Juntos por el Cambio cuenta con nueve sillas, de las cuales debe dejar cuatro. También vencen los mandatos de dos unibloques. El massismo tiene dos escaños con vencimiento en 2021.

General Viamonte – Franco Flexas (Juntos por el Cambio): En un palacio de doce integrantes, cuenta con un bloque de seis ediles y debe renovar a tres de ellos. Por su parte, la oposición peronista pone en debate a la misma cantidad (tres) en un bloque de seis ediles.

General Villegas – Eduardo Campana (Juntos por el Cambio): El intendente cuenta con un bloque de cinco concejales y solamente renueva a uno de ellos en una HCD comprendido por 16 sillas. Vencen mandato tres de los cinco concejales del Frente Renovador y los dos del Movimiento San Martín. Además de los unibloques UCR y Espacio Vecinal. El kirchnerismo posee dos escaños asegurados hasta 2021.

Guaminí – José Nobre Ferreira (Todos): El peronismo renueva tres bancas de un bloque de seis. Por su parte, en el Concejo de doce representantes los vencimientos se completan con dos de los cinco ediles de Juntos por el Cambio y el restante que se va es del unibloque Unión Vecinal.

Hipólito Yrigoyen – Jorge Cortés (Todos): El intendente cuenta con cuatro concejales de un total de diez integrantes del bloque. Perdió un edil producto del cierre de listas y juega en soledad hasta 2021. De los propios, renueva a tres de ellos. Por su parte, el monobloque Cambiemos Hipólito Yrigoyen también vence mandato También vence el mandato. Mientras que Juntos por el Cambio, de cuatro ediles pone en competencia a uno.

Hurlingham – Juan Zabaleta (Todos): El jefe comunal cuenta con nueve ediles de un total de 20 y pone en debate a cinco de ellos. La quinta, se sumó tras romper con el PRO local. Los cinco restantes pertenecen a un massista y a cuatro de la alianza provincial y nacional. El kirchnerismo, hasta el 2021, tendrá al menos cuatro integrantes.

Ituzaingó – Alberto Descalzo (Todos): El jefe comunal tiene seis concejales propios, pero en interbloque suma a cuatro más. Con esos diez ediles entre 20 totales se mueve en paz. De todos modos, de la decena, apenas conservará cuatro. Por el lado de Juntos por el Cambio, apuesta dos; el otro par responde a Ituzaingó Autónomo.

José C. Paz – Mario Ishii (Todos): Los doce concejales elegidos por partes iguales entre 2015 y 2017 permanecen firmes en la bancada que regentea el histórico mandamás. En octubre pone en juego a seis de ellos. En tanto, Juntos por el Cambio, de los ocho renueva cuatro, los dos restantes son espacios vecinales con base peronista.

Junín – Pablo Petrecca (Juntos por el Cambio): De los 20 ediles, al intendente le responden nueve de manera directa, y además suma un aliado. De esos diez van a las urnas cinco. Del peronismo, en tanto, dividido en dos bancas, renuevan tres. El massismo arrastra dos y pone en juego misma cantidad.

La Matanza – Verónica Magario (Todos): De los 24 integrantes del Concejo Deliberante, doce responden a la intendenta y seis deben renovar. Por su parte, Juntos por el Cambio se partió de manera irremediable y los cuatro del PRO ponen en competencia a dos. Los cuatro restante, dos ex Cambiemos y dos massistas.

La Plata – Julio Garro (Juntos por el Cambio): El jefe comunal cuenta con 11 de los 24 concejales y debe renovar a cinco de ellos. Otra banca que se despide es la de la radical disidente Florencia Rollie. Además de los seis que pone en debate el peronismo entre el massismo (dos), el kirchnerismo (tres), un monobloque sindical.

Lanús – Néstor Grindetti (Juntos por el Cambio): Dos incorporaciones llegadas desde el Frente Renovador permiten al alcalde contar con 12 concejales de un total de 24. De esos 12 totales pone en juego 7, mientras que el massismo pone en juego y el kirchnerismo tres.

Laprida – Alfredo Fisher (Todos): El oficialismo cuenta con siete de los doce concejales del HCD y debe poner en juego a cuatro. En tanto, de los cinco de Juntos por el Cambio, hay dos que vencen mandato.

Las Flores – Ramón Canosa (Juntos por el Cambio): El intendente cuenta con siete ediles de un total de 14 y pone en competencia a cuatro de ellos. En cuanto a la oposición, pondrá en juego los 3 asientos que ingresaron en las elecciones de 2015.

Leandro N. Alem – Alberto Conocchiari (Todos): El mandamás kirchnerista pondrá en juego los tres ediles que obtuvo en las elecciones de 2015, a los que se sumaron otros tres en 2017. El bloque de Cambiemos tiene cinco concejales, de los que pondrá en juego 3. El FR, en tanto, cuenta con un representante en el cuerpo deliberativo que no corre riesgo.

Lezama – Arnaldo Harispe (Juntos por el Cambio): En un HCD de seis integrantes, cuatro responden al alcalde radical y dos vencen su mandato. En el peronismo, se pone en competencia un solo escaño.

Lincoln – Salvador Serenal (Juntos por el Cambio): El jefe comunal que contaba con once concejales, ahora tiene nueve, producto de la división y conformación de un bloque de tres ediles del PRO. En definitiva, pone en competencia a cinco de ellos. La oposición, en tanto, arriesga los 4 que entraron en las elecciones de 2015 por el Frente para la Victoria.

Lobería – José Fioramonti (Juntos por el Cambio): El jefe comunal cuenta con un bloque de ocho integrantes y pondrá en competencia a cuatro de ellos. Los dos restantes que vencen mandato en el Concejo Deliberante de doce sillas, pertenecen al peronismo local.

Lobos – Jorge Etcheverry (Juntos por el Cambio): De los 16 ediles del palacio legislativo local, nueve responden al jefe comunal y cuatro vencen mandato en diciembre. Por su parte, la oposición peronista pone en debate a cuatro de los siete que posee.

Lomas de Zamora – Martín Insaurralde (Todos): El intendente peronista va por una victoria que le permita mantener el control del Concejo, con un equilibrio en el cuerpo integrado por 12 ediles propios de los cuales renueva seis, nueve de Cambiemos y tres del massismo, tras sus victorias en 2015 y 2017. Cambiemos arriesga los cuatro que metió en 2015 y el massismo, dos.

Luján – Oscar Luciani (Juntos por el Cambio): En un Concejo Deliberante atomizado, el oficialismo cuenta con 10 ediles, sobre 20,y pone en competencia a cinco de ellos. En tanto, la oposición renueva los 3 del FpV y los 2 del massismo que ingresaron en los comicios realizados hace cuatro años.

Magdalena – Gonzalo Peluso (Juntos por el Cambio): El jefe comunal radical cuenta con un bloque de representación de seis ediles sobre doce totales del palacio legislativo y pondrá en competencia a tres de ellos. El kirchnerismo pone en juego sus 2 ediles, uno solo arriesga el massismo.

Maipú – Matías Rappallini (Juntos por el Cambio): El intendente cuenta con siete representantes de doce sillas que forman el Concejo local. Entre ellos, pondrá en competencia a cuatro ediles, mientras que el kirchnerismo pondrá dos del bloque de cinco integrantes.

Malvinas Argentinas – Leonardo Nardini (Todos): El intendente no necesita de una goleada para mantener el control del Concejo, ya que cuenta con 12 ediles. En 2019 renueva cinco de los seis que entraron en 2015, ya que el exfutbolista Mariano Dalla Libera no asumió y fue reemplazado por Ariel Fernández, del bloque Peronismo para la Victoria. Cambiemos pone en juego uno y el massismo, dos de los cinco.

Mar Chiquita – Carlos Ronda (Juntos por el Cambio): En un HCD de 14 integrantes, cuenta con ocho representantes y debe renovar a cuatro de ellos. Mientras que el espacio de Unidad Ciudadana pone en competencia a tres de los seis ediles que posee.

Marcos Paz – Ricardo Curutchet (Todos): De los 18 concejales del distrito, ocho responden al intendente peronista y cuatro deben renovar. Los cinco vencimientos restantes responden a dos de Juntos por el Cambio (bloque de cinco); tres del massismo (bloque de cuatro).

Mercedes – Juan Ustarroz (Todos): Un triunfo en 2015 (metió cuatro ediles, como Cambiemos) y una derrota en 2017 (tres concejales electos, contra seis de Cambiemos) pusieron contra las cuerdas al intendente. Necesita un holgado triunfo para revertir la situación, ya que Cambiemos cuenta con la misma cantidad de ediles (también renueva cuatro) y el massismo pone en juego uno de los tres que tiene.

Merlo – Gustavo Menéndez (Todos): El oficialismo busca consolidar su control del Concejo Deliberante, que creció de 12 a 13 ediles (obtuvo 6 en 2015 y una cifra igual dos años después). Perdió uno a manos del massismo, pero luego ganó 2, ingresados también por el Frente Renovador. En esta ocasión arriesgará 6. Cambiemos, en tanto, tiene 7 y pondrá en juego 3.

Monte – Sandra Mayol (Todos): Panorama complicado para la massista. Luego de meter 4 ediles en 2015, contra 3 de UC, dos años después el oficialismo perdió por paliza ante Cambiemos (tiene 4 y no renueva), con los K en segundo lugar (renueva 3 de los 6, ingresados en 2015). El oficialismo renueva los 4 que tiene.

Moreno – Walter Festa (Todos): Con repetir los triunfos obtenidos en 2015 y 2017, en los que metió seis concejales por cada elección, el intendente seguirá con un Concejo Deliberante a su favor. Pondrá 6 de sus 12 bancas en juego. El massismo arriesgará 4 de sus 6 ediles y Cambiemos 2 de la media docena que tiene.

Morón – Ramiro Tagliaferro (Juntos por el Cambio): De los 24 ediles del distrito, el bloque del alcalde se nutre de doce de los cuales deberá renovar a seis. En tanto, de los tres massistas renuevan dos, de lo siete kirchneristas se arriesgan cuatro y una concejala del GEN.

Navarro – Santiago Maggiotti (Todos): Tras la victoria electoral en 2015, la situación se complicó para el mandamás peronista tras la derrota de 2017, contando con un edil más que Cambiemos (6 a 5). El restante es del Frente Renovador. El jefe comunal pone en juego la mitad de sus bancas. Cambiemos expone 3 de sus 5 asientos.

Necochea – Facundo López (Todos): La derrota en 2017 a manos de Cambiemos complicó al intendente massista. De reelegir deberá obtener un triunfo holgado para imponer condiciones en el Concejo, que hoy lo tiene en situación desfavorable. El cuerpo está atomizado, con 6 ediles de Cambiemos (renueva 3 de ellos) y 7 que el massismo posee y de los cuales 3 pone en juego ahora.

Nueve de Julio – Mariano Barroso (Juntos por el Cambio): El alcalde oficialista tiene una  posición distendida en el Concejo Deliberante, dominando con 11 ediles un cuerpo de 18 integrantes en el que conviven tres bloques peronistas, uno correspondiente al massismo y 1 concejal de EDA. El actual oficialismo arriesga 5 bancas, las que obtuvo en 2015, mientras que Unidad Ciudadana pone en juego 4 escaños.

Olavarría – Ezequiel Galli (Juntos por el Cambio): No es un Concejo fácil el que tiene el intendente. Cuenta con 8 ediles, a pesar de haber ingresado 5 en 2015 (los que arriesga) y otros 5 en 2017 ya que en el camino perdió a dos dirigentes que crearon cada uno su monobloque con representación hasta 2021. La oposición renuevan 5, que llegaron en 2015: 2 lo habían hecho por el massismo de UNA y 3 por el Frente para la Victoria.

Partido de La Costa – Juan Pablo de Jesús (Todos): En 2015 y 2017, el reparto fue igual: 5 para el oficialismo y 4 para Cambiemos. Por tal motivo hay un cómodo dominio del peronismo. Más a su favor: las divisiones en Cambiemos estuvieron a la orden del día y, hoy por hoy, hay tres bloques. En caso de quedarse con la intendencia, en principio tendrá que volver a unir. Por el lado del peronismo, arrancará con 5.

Partido de Monte Hermoso – Marcos Fernández (Todos): Luego de ganar en 2015 por el FpV y en 2017 por el randazzismo de Cumplir, metiendo 3 ediles en cada votación, la tranquilidad reina en el oficialismo ante una nueva cita electoral. Renueva los 3 concejales que obtuvo hace 4 años, mientras que Cambiemos (ahora con bloque dividido: 2 UCR y 2 PRO) renueva 2 de 4 ediles.

Patagones – José Luis Zara (Juntos por el Cambio): El intendente pone en juego 4 de sus 5 ediles e intentará revertir la desfavorable relación de fuerzas. Por su parte, Unidad Ciudadana también arriesga 4 de sus 7 concejales. Además renuevan unibloques, como Unión por Patagones y el radicalismo.

Pehuajó – Pablo Zurro (Todos): El jefe comunal pone en juego el doble de escaños que Cambiemos (4 contra 2), en un Concejo integrado por 8 bancas leales. También estarán en disputa las sillas de dos ediles ingresados en 2015 por UNA. Una es de Integrar (Pablo Lanik) y la otra pertenece al FR (Walter Castiglia).

Pellegrini – Guillermo Pacheco (Juntos por el Cambio): Con mayoría en el Concejo Deliberante, el oficialismo pone en juego 3 de sus 7 ediles de un total de 10 concejales del palacio local. El bloque del intendente controla el cuerpo, ante una oposición conformada por 2 ediles massistas (renueva 1) y el del Frente para la Victoria, que ingresó en los comicios del 2015.

Pergamino – Javier Martínez (Juntos por el Cambio): El oficialismo tiene 12 ediles de un total de 20, pero, en realidad, son 11, ya que el radical Lizalde (renueva) vota en contra. Arriesga 5 propios. Unidad Ciudadana renueva 3 de sus 6 voluntades. En tanto que ponen en juego un concejal Integración Cívica Pergaminense y Compromiso Federal.

Pila – Gustavo Walker (Todos): Con 4 de los 6 ediles, obtenidos con los triunfos de 2015 y 2017 (2 por cada elección), el oficialismo controla en este momento el Concejo. Por su parte, Cambiemos mantendrá su concejal, obtenido en 2017. También renueva el edil massista, que entró tras los comicios del 2015.

Pinamar – Martín Yeza (Juntos por el Cambio): El oficialismo está en desventaja numérica, y en esta elección arriesgará la mitad de su bloque (3). En cuanto a la oposición, Unidad Ciudadana-FpV renueva 2 de sus 4 ediles, mientras que el vecinalista PROPIN pone en juego 3 de sus 4 bancas.

Presidente Perón – Aníbal Regueiro (Todos): El oficialismo cuenta con la mitad de las bancas en el Concejo (10), y pone en discusión a 5. En cuanto a la oposición, el massismo pone en juego 4 de sus 6 bancas, mientras que Cambiemos expone uno de los 4 que posee.

Púan – Facundo Castelli (Juntos por el Cambio): Tranquilidad para el alcalde que cuenta con diez ediles de un total de doce y pone en juego a cuatro. Los dos restantes que vencen mandato son los dos integrantes del bloque peronista.

Punta Indio – Hernán Y Zurieta (Todos): El oficialismo arriesga 3 de sus 5 ediles, que ganaron su banca en las elecciones de 2015, mientras que la oposición pondrá en juego 2 escaños de los 5 que posee y que obtuvo hace 4 años.

Quilmes – Martiniano Molina (Juntos por el Cambio): El oficialismo mantendrá 5 ediles, mientras que la principal fuerza opositora, encarnada en Unidad Ciudadana, 4 de los 6 que tiene actualmente. El cuerpo se completa con 2 bloques de 2 integrantes (UCR y Juntos por Quilmes) y 5 unibloques (FR, GEN, Polo Social, Propuesta Quilmeña y RxA). Los restantes que renuevan salen de P. Quilmeña y RxA.

Ramallo – Mauro Poletti (Todos): El oficialismo pone en juego a cuatro de los seis concejales que posee en un HCD de 16 sillas. Por su parte, Juntos por el Cambio pondrá en competencia la misma cantidad en un bloque de ocho escaños. Los dos restantes tienen mandato hasta 2021.

Rauch – Maximiliano Suescun (Juntos por el Cambio): Suescún engrosó el número de concejales con una buena elección en 2017, mejor que la anterior. Así le sacó 2 bancas de diferencia al peronismo, que también renovará 3 de las 5 que tiene. Si repite podría llegar a 8 escaños.

Rivadavia – Javier Reynoso (Juntos por el Cambio): En el Concejo los ediles del oficialismo están dentro del bloque Primero Rivadavia pero fueron electos bajo la alianza Cambiemos. Ese espacio, que tiene 7 de las 12 bancas, pone en juego 3. La diferencia la hizo el oficialismo con una muy buena elección en 2017. La oposición, encarnada en el massismo, también recambia 3, pero de los 5 que tienen.

Rojas – Claudio Rossi (Juntos por el Cambio): El alcalde cuenta con nueve ediles de los cuales cuatro deben renovar su mandato. La segunda fuerza es el Frente Renovador, con 3, pero renuevan todos para completar las siete bancas en juego de un HCD de 14 sillas. Unidad Ciudadana tiene 2 elegidos en los últimos comicios.

Roque Pérez – Juan Carlos Gasparini (Todos): Posee 5 representantes al igual que Cambiemos. El partido que defiende al intendente renueva 3 y la oposición, 2. El tercer espacio es el Frente Renovador, que pone en juego 1 de 2 ediles.

Saavedra – Hugo Corvatta (Todos): De mal en peor. Además de perder en 2017, el bloque del intendente pone en juego casi todos. Cambiemos es la primera fuerza, con 7, y renovará 3. Si ganan los amarillos, además del Municipio, manejarán a su antojo el Concejo.

Saladillo – José Luis Salomón (Juntos por el Cambio): Si bien pondrá en juego medio bloque (5 de 10), el Frente para la Victoria, la otra fuerza, también renovará la mitad de los 6 concejales, es decir 3. El Concejo Deliberante lo componen 16 escaños.

Salto – Ricardo D´Alessandro (Todos): La derrota en las elecciones pasadas dejaron al bloque justicialista del intendente Alessandro con problemas en el Concejo. Cambiemos es la principal fuerza y renovará 2 de los 6 que tiene. El peronismo está compuesto por el FpV (3) y UC (2). También está el Frente Justicia-lista (2), que no renovará. UNA y Progresistas pondrán en juego todo: 2 y 1.

San Andrés de Giles – Carlos Puglieli (Todos): El bloque oficialista hizo una mala elección en 2017 y, aunque sigue siendo la primera fuerza, quedó al límite del control legislativo. El espacio de Unidad Ciudadana tiene 4 concejales y pone en juego la mitad. En tanto Juntos por el Cambio, que ganó en los últimos comicios legislativos, deja 1 de 4 que posee.

San Antonio de Areco – Francisco Durañona (Todos): El oficialismo y la oposición, encarnada en el bloque Cambiemos, tienen la misma cantidad de ediles, el espacio de Durañona perdió la presidencia del Concejo tras la derrota de 2017. Y ahora debe renovar 4 bancas, contra 3 de la oposición; situación que lo pone ante la difícil tarea de poder recuperar las riendas del parlamento local.

San Cayetano – Miguel Gargaglione (Juntos por el Cambio): Mayoría absoluta para el intendente Gargaglione. No solo por los números propios sino por la baja representación de los espacios opositores. El Frente Renovador y el Frente para la Victoria cuentan con 2 bancas cada uno, aunque este último renueva todas. El oficialismo, de sus seis escaños renueva tres.

San Fernando – Luis Andreotti (Todos): El oficialismo posee un espacio de 10 ediles del total de 20 representantes. Las fuerzas de la oposición, Frente para la Victoria y Cambiemos, tienen 5 escaños cada una y renuevan 3 y 2, respectivamente.

San Isidro – Gustavo Posse (Juntos por el Cambio): Con dos muy buenas elecciones, Posse se garantizó la conducción en el Concejo con 12 de 24 ediles. Pero ahora deberá revalidar su condición de líder local al poner en juego la mitad del bloque. La segunda fuerza, Con Vocación por San Isidro, renueva 2 de los 5. En cambio, en el PJ y al FR se les termina mandato a los 2 que tienen cada uno. Unidad Ciudadana mantiene los 3 hasta 2021.

San Miguel – Jaime Méndez (Juntos por el Cambio): El bloque Justicialista en Cambiemos que responde al intendente, cuenta con 13 de 24 ediles y renueva a 7. El recambio lo deja en igualdad de condiciones con Unidad Ciudadana, el principal sector opositor, que tiene 8 miembros pero renovará solo 2.

San Nicolás – Manuel Passaglia (Juntos por el Cambio): Aunque pone en juego más de la mitad del bloque Cambiemos (8 de 13), el oficialismo sigue cómodo. La segunda fuerza es el Frente Renovador, que cambiará 2 de sus 4 integrantes. Unidad Ciudadana conserva sus 3 miembros.

San Pedro – Cecilio Salazar (Juntos por el Cambio): De los 18 cargos, 12 son propios, y renueva menos de la mitad. Al peronismo (dividido en los bloques FpV, UC y UNA) le quedarán solamente 2 de los 6 escaños que cosechó en las últimas elecciones.

San Vicente – Mauricio Gómez (Juntos por el Cambio): La derrota de 2017 dejó herido al bloque oficialista, que renueva la mitad de los concejales (3 de 6). El ala opositora está integrada por las bancadas Unidad Ciudadana, que mantiene las 6 voluntades; el FpV, que recambia las 3; y UNA, que no pone en juego ninguna de los 3.

Suipacha – Alejandro Federico (Juntos por el Cambio):  El intendente tiene 6 ediles y renueva 3. El peronismo, exactamente igual. En las últimas dos elecciones obtuvieron los mismos ediles.

Tandil – Miguel Lunghi (Juntos por el Cambio): El oficialismo tiene mayoría, pero deberá renovar muchas bancas en octubre, 6 de 11. El peronismo hará lo propio, pero con 3 de las 6 (2 de Unidad Ciudadana y 1 del bloque Justicialista). Las otras 3 bancas son del flamante espacio Integrar (ex Frente Renovador), que pone en juego 1.

Tapalqué – Gustavo Cocconi (Todos): Posee 5 escaños y deberá poner en juego 3. Cambiemos, por su parte, 2 de los 4. UNA tiene el concejal que resta en el palacio legislativo de 10 sillas.

Tigre – Julio Zamora (Todos): La bancada oficialista recambia más de la mitad del bloque, 6 de 10. Cambiemos, el principal sector opositor, renueva 3 de 7. El intendente Zamora cuenta con el respaldo de los espacios FpV y Unidad Ciudadana, que juntan 7 voluntades y renuevan 3 bancas.

Tordillo – Héctor Olivera (Todos): Se enreda el panorama para el oficialismo con la renovación de bancas. Es la principal fuerza, con 3 ediles, pero salen 2. Cambiemos, opositora con 2 concejales, no renueva. El restante es de UNA.

Tornquist – Sergio Bordoni (Juntos por el Cambio): El oficialismo domina el Concejo con más de la mitad, siete de doce ediles donde debe renovar tres. La oposición, que tiene 5 bancas, renovará 3, también.

Trenque Lauquen – Miguel Fernández (Juntos por el Cambio): En el distrito, la bancada oficialista debe renovar la mitad, pero será en dos tramos, por la ruptura del año pasado del bloque. Cambiemos quedó con 7 integrantes, de los cuales 3 terminan mandato, y Cambiemos +, el otro espacio, renueva 1 de 3. La primera oposición es Unidad Ciudadana y renueva 2 de 4. UNA y el FR tienen 2 cada uno; la primera fuerza renueva todos.

Tres de Febrero – Diego Valenzuela (Juntos por el Cambio): El espacio oficialista debería poner en juego 5, pero un edil que fue elegido en 2015 (Federico Ferreyra) rompió lanzas y armó su bloque, Progresista, aliado a Margarita Stolbizer. El Frente para la Victoria – Unidad Ciudadana recambiará la mitad de los 8 integrantes. El Frente Renovador pondrá a consideración 3 de los 5.

Tres Lomas – Roberto Álvarez (Juntos por el Cambio): El Frente para la Victoria pone en juego la mayoría que tiene en el Concejo Deliberante. De los 6 que responden a Álvarez renovarán 3. Pero no será el único en ese camino. Cambiemos renovará 2 de los 4. Los dos bloques quedarán diezmados y el resultado de la elección local definirá.

Veinticinco de Mayo – Hernán Rallinqueo (Todos): El FpV es la segunda fuerza y pone en juego los 3 integrantes del bloque. Pero el intendente Ralinqueo cuenta con las bancadas aliadas de Unidad Ciudadana y Peronismo Renovador (PR), con 2 concejales cada una, que lo acompañan. Cambiemos tiene 8 ediles y renovará 3. El único legislador del FR termina este año, al igual que uno de la bancada PR.

Vicente López – Jorge Macri (Juntos por el Cambio): Apuesta fuerte de Cambiemos en los pagos del primo del presidente Mauricio Macri. El espacio deberá renovar la mitad del bloque. El Frente para la Victoria pondrá en juego 2 de las 5 bancas. El resto se reparten en cinco unibloques del ARI, la UCR, el FR, Renovador Federal y Unidos por Vicente López.

Villa Gesell – Gustavo Barrera (Todos): El peronismo se juega una apuesta fuerte con un recambio de más de la mitad de los ediles. Cambiemos hará lo propio con 3 de los 5 ediles. El distrito elige 8 concejales y el restante en juego corresponde al bloque UNA. Crear (2) y Fe en Cambiemos (1) completan la composición del Honorable Concejo Deliberante.

Villarino – Carlos Bevilacqua (Acción por Villarino): En el bloque del intendente Bevilacqua, Acción por Villarino, hacen cuentas y especulan con meter cuatro concejales en esta elección, como ocurrió en las de 2017. Con ese escenario se quedarían con la mitad de los cargos, la presidencia parlamento local y la consecuente mayoría. En la oposición, Cambiemos renueva 2 de 5; y el peronismo, 3 de 4.

Zárate – Osvaldo Cáffaro (Todos): El bloque oficialista Nuevo Zárate es la principal fuerza, con 7 integrantes. La oposición, en manos de Cambiemos, cuenta con 6 ediles y pone en juego 2. Cáffaro tiene el apoyo en el Concejo de la bancada  peronista Unidad Ciudadana, que renovará 2 de 4. El Frente Renovador hará lo propio con 2 de 3.

INFORME Y FOTO: LA TECLA

Noticia patrocinada por

2 COMENTARIOS

Deja un comentario