El desgarrador relato de la hija de José Luis “Tata” Brown

María Florencia Brown, hija del ranchero campeón del Mundial ’86, José Luis “Tata” Brown, dialogó con el periodista Rúben Martínez por FM La Palabra, donde contó detalles de la enfermedad por la cual está atravesando su padre. Además, hizo un importante descargo, mostrando su enojo y preocupación sobre el rápido avance de la enfermedad, responsabilizando a la esposa de Tata, Viviana Cavaleiro, de “aislarlo de familiares y amigos”, “exponerlo en su peor momento por plata”, así como venderle todos los recuerdos, tales como la medalla y la camiseta del mundial”.

Pero sin lugar a dudas, uno de los puntos más preocupantes es que sospecha de que la esposa de su padre, y madre de su hermano Diego, tenga alguna injerencia en el estado de salud actual de su padre.

“Hablo por primera y última vez. Es imposible soportar lo que esta mujer hizo con mi padre. Hasta le vendió la camiseta y la medalla del título del ’86. Nadie imagina la verdad de esta historia”, disparó Florencia ante el micrófono de Grupo Tiempo.

“Ahora con mi padre ya en estado de delirio le impide las visitas a todos sus amigos y a gran parte de la familia. Yo no voy a parar hasta saber la verdad de todo lo que llevó a mi padre a este estado, porque tengo muchas y fundadas dudas”, sentenció la hija del Campeón, haciéndose responsable de sus declaraciones, ya que considera que su hermano mayor, Juan Ignacio, seguramente no estará de acuerdo con que ella exponga esta situación que tanto la acongoja,  preocupa y ocupa en estos últimos meses.

Florencia reconoció que sintió en ese momento la necesidad de hacer pública su angustia, porque ya habló del tema con toda su familia, incluido su propio padre cuando aún se encontraba bien de salud. Entre las acusaciones que hace sobre la pareja de Tata, se encuentra la “estafa a amigos íntimos” de José Luis, así como también de llenar de deudas a la familia, e incluso cortándole la obra social por falta de pago.

El 24 de diciembre de 2018, comenzó a desencadenarse un calvario, que había nacido hace muchos años, pero que finalmente tuvo su pico máximo cuando Tata tuvo un brote que obligó a los hijos a internarlo en Melchor Romero. Hoy, varios meses después de aquel episodio, Brown se encuentra en la clínica IMAR, y siendo atendido por el Dr. Sebastián Larrain, a quien la familia está muy agradecida por el cuidado y atención que le vienen dispensando.

“Fundieron una Ferrari”, fue la frase que el médico les pronunció al ver el estado en el cual se encontraba José Luis Brown. Es por ello, que Florencia manifestó que están trabajando en la posibilidad de hacerle nuevos exámenes médicos a su padre: “Yo quiero ver estudios nuevos porque me sobran dudas. Tengo dudas de todo y prefiero no decirlas hasta no tener certezas”

“Hasta hace tres semanas, papá me conocía. Ahora ya está en delirio total, y solo suele decirme ‘que linda que sos’, como a una mujer cualquiera”, cuenta Florencia, agregando que lo que más los conecta es la música. Ella le canta y él parece volver a reconocerla.

Lamentablemente, la condición de Tata Brown es una incertidumbre: “no sabemos cuánto le queda a papá. Nadie lo sabe. Sus días pasan en la cama, una silla de ruedas y por suerte se lo puede alimentar y dar agua.

“Estoy decidida, voy a conocer toda la verdad porque detrás de esto hay muchas cosas que hasta ahora no sabemos”, selló Florencia Brown a FM. La Palabra.

 

Noticia patrocinada por

Deja un comentario