Rally Mar y Sierras: Los protagonistas nos cuentan sus experiencias

Una nueva edición del Rally Mar y Sierras en Ranchos ha llegado a su fin. En esta oportunidad, con la emoción de contar con varios rancheros en el podio, y el reconocimiento a la trayectoria de uno de los pilotos más queridos y destacados de nuestra ciudad, Nunzio Vernaci.

Las tres jornadas se vivieron intensamente, y cientos de personas disfrutaron de un espectáculo que salió tal lo planeado, respetándose rigurosamente los tiempos de carrera y sin inconvenientes mayores. Con un clima que acompañó hasta el último minuto, incluso la amenaza de lluvia latente del día domingo, se disipó cuando se premiaba a los ganadores, asomando un intenso sol.

Con la 17ª Vuelta de Ranchos, se dio por iniciado el campeonato 2019, que tuvo como ganador a Diego Micelli, de la Maxy Rally, a bordo de un Peugeot 208 MR.T.

Entre los locales, se destacó Pedro Macchi, acompañado de su hijo Franco, quienes lograron la primera ubicación de la A Histórica, seguido por otro ranchero, en este caso navegante, Juan José Martin, junto a Guillermo Medley.

En la R3, Tadeo Della Vedova, acompañó a Juan Carlos Biondi, consiguiendo la segunda colocación con un Audi A3.

En la Clase más concurrida, la N1, Oscar Ferreyra y Osky Villano se ubicaron terceros. Fernando   Strangis y Alan Porcel quedaron 4°, seguidos por Matías Pignatelli y Martin Zunino. Pedro Pérez y Julián Checa, octavos.

Ruben Manzoni y Horacio “Negro” Arriola, (Seat) recibieron una distinción por haber completado la segunda etapa, en la Clase N3.

Lamentablemente, varios binomios rancheros no pudieron completar la carrera, y debieron abandonar. Ellos son: Nunzio Vernaci – Nunzio Vernaci (h) (Renault 18) A; Oscar Ilarregui – Pablo Ilarregui (VW Gol) AL; Fabián Martínez – Walter Aubia (Fiat Duna) AH; Yamina Ferreyra – Braian Ferreyra (VW Gol) N2; Francisco Vernaci –  Lisandro Santi (VW Gol) N1

PALABRAS DE LOS PROTAGONISTAS

Alan Porcel viene cumpliendo desde el pasado año una gran labor en el rally Mar y Sierras, en esta oportunidad, acompañando a Strangis por muy poco no hicieron podio.

«Fue un fin de semana  muy lindo y aprendí mucho. Salimos 4° en la clase N1, y terminamos 15° en la clasificación general”, expresó, agregando que “eso es muy bueno. La N1 es una clase muy competitiva, en la que se pelean muchos puestos en un rango de muy pocos segundos, tal es así, que estuvimos a 7 segundos del podio”, graficó.

“Todo lo que teníamos se usó y un poco más también. Al no tener el mejor auto de la categoría para poder acercarnos a sus tiempos, tuvimos que arriesgar demás. Teníamos una disparidad muy visible en velocidad final, respecto a los Gol, en las rectas de más de 700 metros”, considera Alan.

Pese a ello, está convencido de que “fue una de las carreras que más disfrute, ganamos varios tramos y eso es muy bueno”.

“Agradezco a Fernando, aprendí mucho de él, nos llevamos muy bien arriba del auto y pudimos buscarle todos los límites, no había más que eso”, enfatizó.

“Párrafo aparte para agradecer a todas las publicidades que me siguen acompañando en este deporte tan lindo, agradecer a toda la Municipalidad de Ranchos que organizó un rally sin ningún detalle, puedo asegurar que no vi detalles, fue excelente; y felicitar a todos los rancheros que participaron de esta edición, en especial a quienes estuvieron en el podio», cierra Alan Porcel.

Oscar y Pablo Ilarregui fueron una vez más protagonistas, no tanto por la buena fortuna sobre el auto, sino por sus ocurrencias y buen humor, pese a las adversidades. Luego de romperse el Gol en el corrían, posaron subidos a un caballo que encontraron por el lugar, dando muestras fehacientes de que disfrutan del deporte y de la vida.

«Tuvimos un fin de semana complicado, pero lo bueno es que pudimos llegar”, destacó pablo, que cree oportuno “agradecer a todos los comercios que nos dieron una mano para que pudiéramos estar presente”

“Como experiencia fue espectacular, hemos corrido varios Rally, pero todos tienen cosas distintas y este fue uno de esos. Muchas gracias a toda la gente de Ranchos», agradeció Pablo Ilarregui.

Pedro Pérez y Julián Checa volvieron a estar presentes en el Mar y sierras, luego de un año alejados de la competencia; y lograron completar todos los rulos.

«Hay que trabajar mucho para  estar corriendo a los de adelante, de todas maneras hicimos una muy buena carrera terminando séptimos», destacó Pedro Pérez.

Oscar Ferreyra y Oscar Villano tuvieron un fin de semana inolvidable. Comenzaron la competencia desde abajo y fueron escalando hasta lograr un lugar en el podio.

«Terminamos terceros, hicimos un buen papel en una jornada difícil”, explicó Osky Villano, que subrayó que “el auto termino bárbaro, y eso es lo importante”.

Matías Pignatelli y Martín Zunino también anduvieron “muy bien”, consiguieron que el auto terminara en buenas condiciones.

Francisco Vernaci y Lisandro Santi sufrieron algunas roturas en el primer prime del día sábado en la Laguna, lo que los obligó a engancharse el domingo.

“No pudimos terminar. Terminando la segunda pasada de La Pepita nos quedamos sin presión de aceite, y decidimos abandonar para no romper el motor”, explicó Santi.

Tadeo Della Vedova volvió a ser parte del Rally Mar y Sierras, siendo el navegante de Juan Carlos Biondi en la R3, con quien obtuvo un segundo puesto.

“Fue un rally muy duro, donde se quedaron muchos autos”, analizó Tadeo. Esto se vio fundamentado en el hecho de que largaron 62 vehículos, y para el sábado habían quedado solo 38. Finalmente, el domingo, con algunos reenganches, completaron las etapas 35 binomios.

“Nosotros empezamos de menos a mayor. El viernes, en el nocturno anduvimos mal (ya que) en el circuito que está frente a canotaje nos pasamos un poco en algunas curvas. Empezamos a repuntar el sábado, quedando quintos, y el domingo fue el mejor día que anduvimos. Cambiamos gomas, le hicimos unos retoques al auto, y empezamos a bajar los tiempos: de quintos pasamos a segundos, empezamos a pasar autos, y algunos se quedaron”, especificó.

“Los caminos muy lindos, se empezaron a romper de a poco, pero muy bien. El auto va bárbaro, y el piloto es excelente, muy prolijo; así que la verdad muy contento”.

“Quiero agradecer a todos los auspiciantes de Ranchos y a toda la gente por el apoyo”, destacó Tadeo Della Vedova.

Pedro y Franco Macchi, padre e hijo decidieron ser parte de la 17ª vuelta de Ranchos casi que a último momento. La suspensión del fin de semana anterior, les dio tiempo para ultimar algunos detalles en el auto, pudiendo ser parte y protagonistas de la Clase A Histórica, donde lograron el primer lugar.

«Re contento después de 30 años se dio es mi primer triunfo, es una gran alegría la que siento.

Veníamos con muchos problemas pudimos descontar lo que perdimos ayer y aprovechamos que el puntero tuvo una falla y se nos dio el triunfo».

Fabián Martínez y Walter Aubía no tuvieron el fin de semana deseado. Muchas complicaciones desde el inicio, impidieron que completaran la carrera.

“Te da bronca porque se rompió el motor el viernes por ir mi cabeza y mi pie derecho más rápido de lo que tiene que ir”, reconoció Fabián, que asegura que “es lo primero que lamento y tengo que pedir disculpas a Walter, mi navegante que es un crack con todas las letras”.

Estoy con bronca, porque el viernes seguramente lo rompí yo por tener esa ansiedad, esa sed de querer ir un poco más rápido de lo que debería haber ido. Se laburó toda la noche en armar otro motor con lo que teníamos, con el rejunte. Como digo yo, que somos los ‘inmortales’, porque no tenemos donde caernos muertos”, bromeó.

El domingo, “salimos y en La pepita, a penas cruzamos el primer lomo, que venía muy mal de frenos el auto, se empezó a ir de cola, cuando tenía a la derecha un top, y se empezó a ir a la zanja. Cuando se puso muy de costado no chupó aceite y se fundió, y yo seguí dándole porque quería llegar”, detalló Martínez.

“Tengo que agradecer a todos mis auspiciantes porque hicieron un sacrificio enorme con la situación que estamos, para un hobby, porque ellos están alentando un hobby mío y de Walter. A la familia Aubía-Radici que le permitieron a Walter correr, y correr con un loco como yo. A mi familia, a mi vieja, a mis hijos, a mis primos”, comenzó a enumerar.

Solo resta “agradecer desde el primero al último. Desde el que me saludó, el que me dio aliento, fuerza… La gente de Ranchos es impresionante… a la Municipalidad, a los amigos. Tengo una lista interminable y no quiero quedar mal con nadie, porque ellos están siempre confiando en mí”, resaltó Fabián Martínez.

Yamina y Braian Ferreyra también fueron parte de esta edición.

En diálogo con MD, nos cuentan cómo vivieron esta experiencia: “la verdad muy bien, muy contento por más que tuvimos una pasada de largo y tuvimos que abandonar”, resumió Braian.

“Muy contento por mi hermana, que de apoco se va sintiendo cómoda y empezamos a buscar otros límites”, agregó.

“En  partes pudimos andar muy bien y no estábamos lejos de los tiempos de punta, y eso nos dejó muy conformes, sabiendo que para una mujer es más difícil todo. El equipo nos entregó un auto muy bueno, y nos ayudaron mucho, así que ahora a pensar en 21 días para las Heras”, adelantó Braian.

Finalmente, “también me gustaría agradecer a Mario Díaz, Marcelo Robertson, a Carlos Boney y la Municipalidad, que trabajaron muchísimo y salió una carrera muy linda, siempre sin ningún detalle suelto. Da gusto correr acá”, remarcó Braian Ferreyra.

Noticia patrocinada por

Deja un comentario