Villanueva: Se desbordó el Salado, pero auguran que no tendrá las consecuencias del 2015

Durante el pasado fin de semana, el Río Salado comenzó a salirse de su cauce en la zona de Villanueva, lo cual generó mayor preocupación y alerta en los vecinos del lugar.

Pese a que con cada crecida del río es inevitable pensar en el peor escenario, los especialistas aseguran que continuará creciendo unos días y luego comenzará a bajar. Del mismo modo, están convencidos de que dista mucho de llegar a convertirse en las tragedias inundaciones ocurrida en el año 2015.

Desde el Municipio de General Paz también se pusieron en campaña para ayudar a los posibles damnificados, y ya se encuentran trabajando de manera conjunta con el personal de la Delegación.

El Intendente Interino, Juan Manuel Álvarez le informó a MD, que el río se “desbordó entre el sábado y domingo”, por lo cual “estamos trabajando, planificando, para sacar la gente, ya que evitar, no se puede evitar el avance del agua”

Trayendo un poco de tranquilidad a los habitantes del lugar, el Jefe Comunal explicó que “con la información que tenemos de Hidráulica, y de los puntos de medición que hay aguas arriba, tanto en Las Flores, como en Roque Pérez, creemos que no va a subir mucho más… Puede ser que esté subiendo hasta el fin de semana, tres o cuatros días más. De hecho, está subiendo, pero cada vez menos”.

Del día sábado al domingo, creció 13 cm; mientras que del domingo al lunes 14 cm. Afortunadamente, del lunes al martes el crecimiento disminuyó a 9 cm. En esos mismos días, en Roque Pérez no creció, y la importancia de ello, es que el agua que llega a Villanueva, desciende de dicha localidad.

Según lo indicado por los especialistas, luego de la crecida, “se va a estabilizar unos días y va a empezar a bajar”. Los datos relevados demuestran que  “en Roque Pérez ya hace diez días que está bajando el agua, lentamente, pero está bajando”, explicó Álvarez.

“Por ahora, como son las primeras casas, está trabajando la gente de la Delegación y estamos en contacto con los vecinos, obviamente”.

“Está previsto hasta ahora, con el nivel de agua que hay, que no sea ni cerca de la del 2015. De hecho, repito, se va a estabilizar y va a empezar a bajar lentamente; y se va a mantener con bastante caudal de agua el río, durante todo el invierno”, adelantó Juan Manuel Álvarez.

 

Noticia patrocinada por