FÚTBOL / LO MÁS LEIDO II

Club Atlético Ranchos bicampeón de la LCHF

En la jornada de ayer se vivió un momento único e inolvidable para la familia verdinegra. El único club de nuestra ciudad venció a Lezama Fútbol Club por 4 a 2 (5-3 en el global), y coronó campeón del Torneo Apertura de la Liga Chascomunense de Fútbol.

Con este nuevo título, el Club Atlético Ranchos suma siete estrellas. Dos de las cuales fueron conseguidas en tan solo 5 meses y 10 días.

La Comisión Directiva, encabezada por el Arq. Walter Ortiz, trabajó incansablemente para este encuentro, donde la lluvia caída en las últimas horas obligó a redoblar los esfuerzos para que todo estuviera en condiciones. Incluso, habían preparado una verdadera fiesta, que contó con DJ, pantalla gigante, locutores, juegos y una manga por la cual ingresaron los jugadores y las autoridades del partido. A su vez, alumnos de la escuela infantil “Los Pájaros” hicieron una manga humana, y cada jugador del CAR salió a la cancha acompañado por un pequeño que lucía en su remera la frase “La Final la jugamos todos”.

Completando el cuadro, el Estadio “José Luis Brown” se vio colmado de gente, desbordando totalmente las instalaciones, tanto para una parcialidad, como para la otra.

El primer grito de alegría llegó a los 25’ del primer tiempo a través del tanto de Román Hirigoyen. A los 33 llegó el descuento para la visita en manos del capitán Gastón Landa (de penal).

Con esta paridad, los equipos se fueron al descanso, y al minuto de reiniciado el encuentro, Julián Castro extiende la diferencia para el CAR, y a los 11’ hace lo propio Nicolás Expósito. A los 26’ Leo Arroupe descuenta para LeFu, y finalmente a los 33’ Lautaro Rastelli pudo sacarse la bronca de los dos penales cobrados en su contra por manos involuntarias (uno en Lezama y otro en Ranchos), y de zurda sella el 4-2 definitivo.

Palabras de Campeón:

Para uno de los DT del plantel, Alejandro Gómez, este fue un “partido de final, pero siempre convencido del trabajo, de la humidad y todo el sacrificio que hace este grupo desde la Comisión, Cuerpo Técnico y jugadores. Ha sido una final soñada, porque no se da siempre esto. En el fútbol, como dice mi hermano (Pablo Gómez) ‘se pierde más de lo que se gana’, pero en esta, nos tocó la buena, y hay que tratar de disfrutar lo que más se pueda”.

“Sobre el partido no hay mucho para agregar, la entrega, el sacrificio, la confianza que tiene el jugador, la verdad que nos llena el corazón, y como siempre hablamos con los jugadores, es un ida y vuelta, siempre estamos conectados con ellos, y hoy sentimos la devolución de ellos. Agradecidos, y feliz, muy feliz”, selló Alejandro Gómez.

El Capitán, Lautaro García manifestó su alegría: “Estoy muy contento por lo que hicimos, ganamos el campeonato de punta a punta, jugando buenos partidos”.

“Fuimos justos ganadores en los 180 minutos, y en todo el campeonato, la verdad una alegría inmensa”, ratificó.

Por su parte, el autor del último gol, Lautaro Rastelli aseguró sentirse “muy feliz por conseguir el bicampeonato. Es algo que el grupo lo buscó y se mató trabajando desde el otro campeonato” “Pese a que la cancha no estaba en las mejores condiciones, no fue excusa para imponer nuestro juego, y para ganar el partido. Sabíamos que era un partido muy duro, pero siempre confiamos en nosotros, y en lo que podíamos dar”, agregó.

“Así que muy feliz por lo conseguido, y lo que se está consiguiendo en el club como fue la presentación del micro…  ver a toda la comisión hoy, y más personas, desde temprano sacando el agua de la cancha con colchones para que pueda estar lo mejor posible, son cosas que nos contagian y por suerte se los pudimos devolver con el triunfo”, concluyó Rastelli.

Uno de los más experimentados del grupo, Eduardo Camargo, expresó que fue “algo increíble. Un partido duro, más que nada por el estado de la cancha que tenía mucho barro; pero se nos dio el resultado para lograr el bicampeonato”.

Un rol fundamental, además del Director Técnico, que tan bien viene desarrollando la dupla Pablo/Alejandro Gómez, es el del preparador físico. “El Profe” Marcelo Cáceres no solo ha logrado mantener al plantel en el estado físico ideal para enfrentar todos los desafíos propuestos, sino para hacerlo prácticamente sin descanso desde hace un año y medio, creando un estrecho vínculo con los jugadores.

“Terminamos de la mejor manera. Terminamos como queríamos, como soñábamos, como lo habíamos planteado a principio de año, después de haber obtenido el título queríamos ir por más y lograr el bicampeonato. Una alegría inmensa, y la verdad que una satisfacción… es histórico. Más allá de que el Club ya haya obtenido un tricampeonato, no es fácil salir campeón, mucho más difícil es mantener y aún más ser bicampeón de una liga tan competitiva”, considera Cáceres.

“Los chicos han terminado bien, cansados… los dos partidos con Lezama fueron muy duros, las canchas muy difíciles, tanto allá como acá, muy blanda, mucho barro… pero físicamente enteros”, destaca.

“Desde el partido con Atlético Chascomús hasta acá, se ha notado un diferencia en lo físico que nos ha llevado a lograr estos resultados. Vuelvo a repetir, cansado pero también desde una cuestión psicológica de haber estado un año y medio sin descanso, pero con la alegría y con la satisfacción de haber logrado el objetivo planteado a principio del campeonato; así que en ese sentido, ahora los chicos van a estar de vacaciones para que se recuperen, para que carguen energías, para que vuelvan a esa tranquilidad del día a día y empezaremos a trabajar con algunos chicos de Tercera y Primera que no han jugado demasiado, para enfrentar el próximo campeonato que tengo entendido está estipulado para 14-15 de julio, ya en breve. Estamos preparados para lo que viene (pero) ahora a disfrutar estos días, y esto que es tan difícil y tan lindo, porque no siempre se puede lograr un título y más dos títulos en seis meses”, subrayó el Profe.

“Las sensaciones que tenemos es de alegría, felicidad, satisfacción por el trabajo, semana a semana el plantel se brinda al máximo y te da orgullo verlos como con frío, con agua o en condiciones no normales entrenar, y la verdad que es un plantel que da que hablar. Yo se los dije hoy (por ayer), y se los vengo diciendo porque esta final la jugamos hace tres semanas… la estábamos viviendo con la suspensión, el viaje a Lezama… todo cuesta arriba porque la ansiedad, el nerviosismo te lleva por ahí a equivocarte, y este plantel es muy ganador, con mucha hambre, por eso los resultados: el trabajo, las ganas de todos, con una comisión atrás. Cuando todos tiran para un mismo lado, todo se hace mucho más fácil y hoy no se podía escapar, en Ranchos, jugar de local, con toda la gente que los ha venido a alentar, con toda la gente que ha ido a Chascomús, a Lezama… ver eso, ver la fiesta, ver cómo vivía el pueblo otra final más, las sensaciones son hermosas así que lo tienen merecido. Vale festejar, festejar doble, y lo mismo para la gente de Ranchos, es una alegría también para ellos”, cierra el Preparador Físico Marcelo Cáceres.