PROVINCIALES

Participación popular: apoyos y tachones a los comisarios

Informe de La Tecla

La oposición en la Legislatura bonaerense avanza en proyectos que impliquen a la ciudadanía en la selección de autoridades policiales. Vetos y evaluaciones. El oficialismo va a reforzar la meritocracia

La Policía Honoraria de Jersey, una dependencia de la Corona británica en las Islas del Canal, es el primer antecedente de elección de autoridades de la fuerza. Fue en el siglo XVI y marcó un precedente del voto ciudadano, años después, en la selección de los famosos sheriffs, oficiales de policía de los condados estadounidenses.

Al sur del río Bravo, en el continente americano, diversas experiencias han intentado emular -o, al menos, inspirarse en ella- la aspiración de que la población se implique en la elección de quienes tienen la misión de resguardar el orden.

En Argentina, la apertura a la participación de los ciudadanos en el proceso que coloca a los jefes policiales al frente de las dependencias de seguridad es relativamente nueva, ajustada a los límites que establecen las normativas de la Nación y de la Provincia.

Algunas experiencias en provincias de nuestro país sirvieron de basamento a varios legisladores para dar un paso adelante, siempre en la búsqueda de caminos de participación ciudadana en la selección y control de las autoridades policiales.

Una de las iniciativas es la presentada por el bloque de Unidad Ciudadana, que “pretende modificar el mecanismo de designación de comisarios generales, haciendo que sea por concurso, con oposición y antecedentes, y para el resto de los cargos que haya una publicación para que se puedan oponer antecedentes”, según aseveró a La Tecla uno de sus firmantes, el camporista Facundo Tignanelli.

“La ciudadanía puede participar impugnando o convalidando cada cargo que se pretenda ocupar. Planteamos que tiene que haber una instancia de oposición, que se publique la foja de servicios en el Boletín Oficial para que los ciudadanos puedan oponerse”, añadió.

Además de la posibilidad de impugnar candidaturas, la idea del kirchnerismo plantea publicar la foja de servicios de cada comisario en internet, y, también, un detalle de los recursos con los que cuenta cada comisaría. “Surge de las reuniones que tenemos, donde los vecinos nos dicen que los jefes de calle o los mismos comisarios aseguran que no tienen patrulleros o no tienen más gente”, explicó el diputado de La Matanza.

Consultados por La Tecla, representantes de otras bancadas vieron con buenos ojos el proyecto, reconociendo su disposición a debatirlo y con ánimos de consensuarlo con otras propuestas.

Desde Cambiemos dijeron que, en los próximos días, se espera un anuncio del Ministerio de Seguridad para mejorar la consideración meritocrática en la selección de los jerárquicos de la Bonaerense. “Yo creo que sabían que preparábamos el anuncio y nos quisieron madrugar. Se apuraron y presentaron ese proyecto”, aseveró un diputado oficialista tras conocer detalles del proyecto.

Aún no hay fecha de lanzamiento, pero el anuncio se haría en los próximos días por parte de la cartera de Seguridad bonaerense, que conduce Cristian Ritondo.

Desde el massismo, que pone el foco hace tiempo en temas de seguridad, se mostraron favorables a transitar esta línea participativa de la sociedad, coincidiendo con los K y con el propio oficialismo, que cocina a fuego lento su propuesta.

También otros sectores del peronismo mostraron su beneplácito con la idea del control popular y la posibilidad de objetar las designaciones, siempre que los mecanismos que se decidan implementar estén de acuerdo con la normativa que rige. “Si hay que cambiar la ley, se cambia”, expresó un legislador del PJ, abriendo la puerta a que varios sectores puedan acordar mínimos denominadores para consensuar la ley.

Matías Ranzini: Cambiemos apuesta por ascensos meritocráticos y prepara anuncios

El oficialismo parece ir en un sentido diferente del de la implicación de la ciudadanía en la elección de los responsables de las comisarías, poniendo el centro en la foja de servicios y el buen desempeño en su carrera profesional para lograr el ascenso.

Así, el presidente de la comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, Matías Ranzini, dejó en claro que el Ejecutivo de María Eugenia Vidal apuesta fuerte por los méritos acumulados en la foja de servicios de los aspirantes.

“La elección de los comisarios, en un esquema vertical como es la Policía, no tiene nada que ver con su simpatía y relación con los ciudadanos, sino que tiene que ver con la productividad y el buen trabajo. Es por esto que acompaño el impulso que se le dará desde el Ejecutivo al decreto de los ascensos meritocráticos, porque es la eficiente carrera de un policía lo que lo lleva a ascender de rango policial”, afirmó a La Tecla el legislador, quien se desempeñó, hasta asumir en la cámara, como subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad de la Provincia.

Ranzini fue el principal impulsor en la Legislatura bonaerense del proyecto de creación del Instituto Universitario Policial Provincial Comisario Honoris Causa Juan Vucetich, que apunta a capacitar y perfeccionar en forma constante a los elementos de la Policía de la Provincia.

Policía Comunal: un proceso democrático a mitad de camino

En 2004, durante la gestión de León Arslanián al frente del Ministerio de Seguridad bonaerense, se aprobó la creación de la Policía Comunal, que establecía que el jefe de esa fuerza debía ser elegido por los ciudadanos, “en elecciones independientes a las de las autoridades municipales”.

Hacia finales de 2007, la Legislatura aprobó la suspensión del mecanismo hasta que se reglamente su aplicación, algo que nunca ocurrió. Sin ese marco legal, la Policía Comunal se creó en muchos distritos tras la firma de convenios con el Ministerio de Seguridad, luego ratificados por ordenanza. Así, la fuerza de seguridad dependía del intendente involucrado, en lo referido a su funcionamiento, pero mantenía su “dependencia orgánica” con la cartera bonaerense.

Apoyo massista a la participación popular y críticas por los foros

El diputado Jorge D´Onofrio coincidió con la participación ciudadana y la transparencia del proceso de selección de comisarios. “Yo lo ampliaría con la definición de la carrera policial, y estoy de acuerdo en que para cada promoción debe haber un curso y un examen con un tribunal independiente, que esté lejos de la contaminación del amiguismo.

Incluso presenté un proyecto para elevar la categoría de comisarios generales, para que, además de aprobar un examen, su pliego sea aprobado por el Senado”, añadió. En cuanto a la posibilidad de impugnar por parte de la población, el legislador masista señaló: “Hay un principio que debe ser claro: a aquel que comete errores o delitos hay que apartarlo y mandarlo a su casa. No puede ser que si un comisario no es efectivo en Lomas de Zamora lo sea en San Isidro. Me parece bien que la gente pueda impugnar candidaturas, porque siempre trae luz a estos procesos, como sucede cuando hay vacantes en la Justicia”.

Además, D´Onofrio se refirió a los Foros de Participación Ciudadana: aseveró que “no funcionan, y el Ejecutivo tendría que tomar la decisión de ponerlos en marcha”.

Por último, el diputado indicó: “Debemos avanzar en estas cosas que hemos retrocedido en control policial, que están desarticulados con la ley vigente. Es una decisión política de ponerlos en marcha. Durante mucho tiempo se distorsionaron, porque se los contaminaba con punteros políticos”.

Créditos: La Tecla

Comments are closed.