LO MÁS LEIDO II / SALUD

Leptospirosis en Ranchos: Un caso confirmado y otro en observación

 

En los últimos días se conoció la noticia de que dos operarios del Frigorífico “General Paz” habrían contraído Leptospirosis. Autoridades del Hospital Campomar confirmaron un solo caso  con resultado “positivo”, y otro se encuentra “en observación”.

La denuncia fue radicada en el medio colega “FM Huenen” por el hermano de uno de los afectados, haciendo alusión a que su familiar contrajo la enfermedad dentro del establecimiento donde se desempeña, y que su caso no era el único.

Según se pudo saber, el operario infectado se encuentra internado en un nosocomio de la ciudad de La Plata. Mientras que el otro tiene carpeta médica.

Ante estos rumores, MD consultó a altas autoridades del Hospital Campomar, quienes confirmaron el hecho, informando que “uno solo es positivo, que es de hace 1 mes; y el otro está en observación”.

Es la segunda vez en el presente año, que se evidencia que los trabajadores del lugar se encuentran expuestos a malas condiciones de trabajo. El 18 de julio, como consecuencia de una explosión en una caldera en el edificio ubicado en el Parque Industrial de nuestra ciudad, se produjo un escape de amoníaco que puso en vilo a toda la población. Pese a que el mismo fue rápidamente controlado por personal de Bomberos Voluntarios, la recomendación era no permanecer en el Frigorífico para evitar estar expuestos al gas, sin embargo la jornada laborar continúo con total normalidad.

Hasta el momento, la empresa no ha brindado declaraciones sobre estos hechos, ni se conocieron qué medidas se tomarán en el caso puntual de la Leptospirosis, la cual está relacionada con las condiciones de limpieza del lugar.

Leptospirosis:

¿Qué es?

La leptospirosis es una enfermedad producida por una bacteria que puede estar presente en la orina de ciertos animales como roedores, perros, vacas, cerdos, caballos y animales silvestres.

¿Cómo se transmite?

El contagio se produce por el contacto directo con la orina de un animal infectado, o con agua y/o ambientes contaminados con dicha orina. Dado que la bacteria sobrevive en lugares húmedos y protegidos de la luz, el riesgo de contraerla aumenta si se producen inundaciones o al desarrollar actividades recreativas en ríos, lagos, lagunas, arroyos (como nadar, pescar, acampar, o realizar deportes náuticos).

¿Cuáles son los síntomas?

En principio como un cuadro gripal con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y malestar general. Luego se puede presentar una segunda fase de mayor gravedad.

Si se han realizado actividades o tareas de riesgo, ante la aparición de estos síntomas es necesario consultar a un médico en forma inmediata, dado que esta enfermedad puede resultar mortal.

¿Cómo es el tratamiento?

El tratamiento incluye el uso de antibióticos, y es más efectivo cuando es administrado a partir de la primera semana desde el inicio de los síntomas. Dependiendo de la gravedad, puede ser oral o intravenoso.

En algunos casos, el manejo de un paciente con leptospirosis grave requiere su ingreso en unidad de cuidados intensivos.

¿Cómo se puede prevenir?

Evitando la inmersión en aguas estancadas potencialmente contaminadas, y procurando que los niños no jueguen en charcos o barro.

Combatiendo los roedores –principales agentes de contagio- en domicilios y alrededores.

Utilizando guantes y botas de goma para realizar tareas de desratización, desmalezado o limpieza de baldíos.

Manteniendo los patios y terrenos libres de basura, escombros y todo lo que pueda ser refugio de roedores.

En áreas rurales:

Ante la aparición de abortos en los animales de producción, es necesario consultar al veterinario.

Es importante usar siempre calzado al caminar sobre tierra húmeda, guantes y botas altas en zonas inundadas o al atravesar aguas estancadas.

Usar y guantes cuando se realizan tareas de desmalezado y cosecha.

En zonas endémicas, vacunar a los perros y las vacas.