EL PAÍS

Presupuesto 2019: ¿Cuáles son las partidas que generan más controversia?

El Gobierno planea alcanzar el déficit cero a costa del recorte en áreas como Salud, Educación, Trabajo, Desarrollo Social para lograr el pago de más de un millón cien mil pesos por minuto, en concepto de intereses de la deuda pública.

El Proyecto de Ley de Presupuesto Nacional 2019 que presentó el Gobierno ayer y se debatirá mañana miércoles en el Recinto, muestra los lineamientos para el déficit fiscal primario de 0% que planea alcanzar el año que viene. En este sentido, si se tiene en cuenta la inflación, el gasto nacional caerá cerca de 7,7%.

Teniendo en cuenta que los precios en septiembre subieron 6,5% y ya acumula 32,4% en todo el año, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, y que supera ampliamente la banda límite superior acordada con el Fondo Monetario Internacional; el único punto que aumentará por encima de la inflación serán los Servicios de la Deuda Pública (+10%), es decir, los intereses que paga el Estado por la deuda.

El oficialismo consiguió firmar el dictamen de mayoría del proyecto de Presupuesto 2019, con el respaldo de algunos legisladores del bloque justicialista y diputados santiagueños, y confirmó su decisión de debatir el texto el miércoles.

Si se analiza partida por partida, se observa no solamente el incremento de los pagos de deuda que gastarán de más de un millón cien mil pesos por minuto en el 2019, sino que el resto de las áreas sufrirán un recorte considerable.

INTERÉS DE LA DEUDA

Los intereses crecen su representación en el gasto total, de 13,6 por ciento e 2018 a 18 por ciento en 2019. Es que, según lo proyectado, en el 2019 los intereses de la deuda aumentarían en $195 mil millones, totalizando unos $596 mil millones, es decir, un crecimiento de 49% con respecto a 2018. Estos intereses pasarán de representan el 15,3% de los Ingresos totales del Sector Público No Financiero, evidenciando la convergencia del gobierno nacional con los intereses del sector financiero.

Un informe de Economía Política para la Argentina (EPPA), señala que “si se compara respecto de las otras erogaciones, los casi 600 mil millones de pesos que se destinarán cumplir con los servicios de deuda representan el 14,9% del total del gasto agregado, siendo la mayor proporción de los cuatro años de gestión, y superando ampliamente el 7,7% que representaba en 2015. En el siguiente gráfico se muestra la evolución de los servicios de deuda frente a otras dos finalidades, en las que existe un consenso generalizado que son importantes para el desarrollo y la mejora del bienestar general: la Educación y la Ciencia y Técnica”.

Así, el pago de intereses pasa a representar una proporción sustancialmente superior en relación al presupuesto destinado a otras áreas. “Por caso, los pagos de servicios de deuda superarán en más de 24 veces a los fondos destinados a las obras de agua potable y alcantarillados, en 20 veces a las de vivienda y urbanismo, en casi 13 veces a las de ciencia y técnica y en cuatro veces a las de salud. En tal sentido, el peso de los intereses de deuda que se pagarán en 2019 representa un monto equivalente a 353 millones de AUH, 69 millones de jubilaciones mínimas, casi 56 millones de salarios mínimos y la construcción de casi 20 mil jardines de infantes. Con todo, en 2019 se pagarán más de un millón cien mil pesos por minuto, en concepto de intereses de la deuda pública”, detallan.

EDUCACIÓN

El presupuesto vigente para 2018 es de 201.705 millones de pesos, y el de 2019 pretende aumentarlo a  229.304 millones de pesos, esto es apenas un 13,7 % en términos nominales.

Para los docentes, lo que se viene en 2019 es un recorte de 39 por ciento del presupuesto educativo, lo que significa un “77 % menos en Infraestructura, 68 % menos en Edificios para Jardines Infantes, 69 % menos en Aprender Conectados – Conectar Igualdad, 36 % menos en Formación Docente, 60 % menos en Programas Socioeducativos, 35 % menos en Becas para los estudiantes”, señaló el Secretario General de SUTEBA, Roberto Baradel.

En consecuencia, para mantener el presupuesto de este año, se deberían destinar en 2019 unos 10.970 millones de pesos. En cambio, sólo se le asignan 2615 millones: un recorte en términos reales de más de 8300 millones. También reciben graves recortes la partida para Fortalecimiento Edilicio de jardines de infantes (-67,1 por ciento) y para Innovación y Desarrollo de la Formación Tecnológica (-41,2 por ciento)

DESARROLLO SOCIAL

En el área de Seguridad Social, se advierte que se podrían recortar 254.381 mil Asignaciones Familiares, 130 mil Asignaciones por Hijo y 95 mil por ayuda escolar. Por otro lado, cabe destacar la disminución en Pensiones No Contributivas: 16 mil bajas de pensiones por invalidez, y 7230 a madres de siete o más hijos. Pero el Estado aspira a reducir el número de beneficiarios de las asignaciones por maternidad, por matrimonio y las pensiones a la vejez.

SALUD

El proyecto de presupuesto 2019 prevé una participación de los gastos totales en Salud del 0,8% del PBI, manteniendo similar proporción a 2018 pero en un contexto recesivo, lo que significa en los hechos una reducción real de alrededor de 2,2 % frente a la inflación. El ajuste que se planea profundizar tiene consecuencias claras, según el proyecto se distribuirá 5,4 % menos vacunas que este año.

El programa de Atención de la madre y el niño (enfocado a embarazadas, niños y adolescentes) tendrá una pérdida en términos reales del 76,4%; las erogaciones destinadas a la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos, sufrirán también un recorte del 42,5 %; y la Dirección de Promoción de la Salud y control de Enfermedades No transmisibles tendrá un recorte en términos reales del 35,8 % de los recursos.

TRABAJO

Los principales programas destinados a la generación de empleo serán recortados. Los recursos para Formación y Regulación de la Política Laboral resultarán, 66,8 por ciento inferiores a los del año en curso. Para Regularización del trabajo habrá 42,8 por ciento menos fondos, y en menor medida, también se achican las partidas para Acciones de empleo, Acciones de capacitación laboral, y Fiscalización del cumplimiento de la ley de riesgo del trabajo.

VIVIENDA Y URBANISMO

Los recursos para Acciones de vivienda y Desarrollo Urbano se verán recortados en un 36,3 por ciento, y Acciones del programa Habitat Nación, en 51,6 por ciento. Si se hubieran actualizado las partidas asignadas en el Presupuesto 2018, por el IPC proyectado para 2019 (29,4 por ciento), le hubieran correspondido una financiación para ambos rubros por algo más de 42.900 millones de pesos. En lugar de eso, se le presupuestó 25.258 millones: el recorte real en el área de Vivienda asciende a más de 17.600 millones de pesos.

Así, desde EPPA resaltan que el presupuesto a debatirse en el recinto tiene una meta madre que es la del cumplimiento con el ajuste que exige el Fondo Monetario Internacional para garantizar el pago de la deuda. “Mientras que los objetivos de generación de empleo, redistribución de la riqueza o crecimiento económico están ausentes”.

Créditos: INFOCIELO