LA CIUDAD

Agradecimiento al Hospital Campomar

Días pasados, mi esposo sufrió un accidente cuando trabajaba en el campo, mientras se desataba una gran tormenta. Pese al barro que había y las complicaciones que ello implica, el valiente personal del Hospital Campomar se hizo presente para auxiliarlo.

Voy a estar eternamente agradecida al chofer de la ambulancia, Fernando Florez, a la enfermera Silvina Medina y al Dr. Fernando Toucedo, por salvarle la vida a mi esposo Teodoro.

Por ellos está vivo, y estará siempre con sus hijos, porque somos una familia unida.

Mil gracias a Fernando, Silvina y al Dr. Toucedo, y a todos los que trabajan en el Hospital Campomar, porque se portaron muy bien con nosotros.

Gracias a todos!!

Me despido con un abrazo y que Dios los bendiga

Raquel de Piriz