POLÍTICA

Intendentes peronistas se abroquelan para repudiar la eliminación del Fondo Sojero

Cuarenta intendentes bonaerenses se acercaron en el día de ayer al Frente Nacional Peronista para encontrarle la vuelta a un ajuste de Macri que los priva de recursos esenciales. Planean recurrir a la Justicia mediante un amparo. También repudiaron la represión en ARS y bancaron a Cristina.

Intendentes de todas las tribus del peronismo se dieron cita en la sede del Frente Nacional Peronista para darle fuerza a un ya de por sí enérgico reclamo por el recorte del llamado “Fondo Sojero” que los priva de 600 millones en lo que resta de 2018 y unos tres mil millones para el año que viene, a partir de un decreto de Mauricio Macri.

Kirchneristas como Francisco Durañona, Jorge Ferraresi y Mario Secco se estrecharon las manos con peronistas con juego propio, como Martín Insaurralde, Fernando Gray y Juan Zabaleta, entremezclados con dirigentes que empujan desde el interior y hasta el propio presidente del PJ, Gustavo Menéndez, de Merlo. En principio, plantearon algunos temas, como los tarifazos y, claro está, la eliminación del fondo, ante el defensor del Pueblo, Guido Lorenzino.-

Juntaron, en total, cuarenta dirigentes que se pronunciaron firmemente contra la eliminación del Fondo Federal Solidario, y anticiparon que recurrirán a la Justicia para traducir esa decisión en un amparo. El cónclave se dio casi en simultáneo con la represión contra trabajadores de Astilleros, sobre lo cual también hubo un repudio explícito.

En un comunicado difundido tras el encuentro, expresaron el “repudio a la represión ocurrida hoy en La Plata por parte de la policía a los trabajadores del Astillero Río Santiago”, el “respaldo a Cristina Fernández de Kirchner en un contexto de persecución política sin precedentes” y el “rechazo a la escalada de tarifazos que está ahogando la economía de los bonaerenses”.

Respecto de los tarifazos, reclamaron a la Provincia “que sean las empresas prestadoras las que absorban los aumentos, no la Provincia ni los Municipios” y que se obligue a las empresas a disponer “una parte de su enorme rentabilidad para absorber el costo del alumbrado público, porque la luz es seguridad y con el esquema tarifario vigente se está tornando impagable”.

“Expresamos nuestro repudio a la eliminación por decreto del Fondo Federal Solidario y acordamos realizar un reclamo colectivo junto a la Defensoría del Pueblo Bonaerense para exigirle al gobierno su restitución”, comunicaron, tras remarcar que “gracias al Fondo Federal Solidario la Provincia de Buenos Aires y todos los Municipios pudimos realizar obras de asfalto, iluminación y construcción de espacios gratuitos e inclusivos de promoción del deporte, la cultura y la educación, entre otras, que beneficiaron de forma directa a más de 16 millones de vecinos y vecinas”.

La decisión de Macri se conoció la semana pasada y se basó, según el propio Presidente, en un detalle administrativo: los intendentes, dijo, lo usan para gastos corrientes en lugar de invertir en infraestructura social.

Esa declaración cayó pesada, pero el malestar es más de tinte económico y político. Uno de los primeros en alzar voz fue el jefe comunal de San Antonio de Areco, Francisco Durañona: “Macri está mostrando de manera brutal su rostro unitario y centralista, de enorme desprecio hacia el interior, las Provincias y los Municipios”, declaró ante la consulta de este portal.

El malestar llegó incluso a intendentes massistas, como Javier Gastón, de Chascomús, y Facundo López, de Necochea, que no participaron de la cumbre de ayer.

Créditos: INFOCIELO

Comments are closed.