Espacio del CPA: Los riesgos de cada sustancia
LA CIUDAD

Espacio del CPA: Los riesgos de cada sustancia

Por: Sebastián Cukier
En términos generales, las sustancias psicotrópicas de mayor uso recreativo en nuestro medio pueden tener efecto depresor del sistema nervioso central (como el alcohol, la marihuana, los derivados opioides y las benzodiacepinas), estimulante (el caso de la cocaína y los derivados de anfetaminas como el éxtasis) o bien efecto psicodisléptico o sea, que distorsiona la percepción (como la marihuana o el ácido lisérgico). La presencia de estas drogas en sangre puede aumentar la tendencia a tomar riesgos al conducir, disminuir la coordinación motora y el tono muscular, distorsionar el cálculo de distancias y velocidades, afectar el tiempo de reacción o la agudeza visual o bien afectar la orientación espacial y temporal.

Más específicamente, el tetrahidrocannabinol (THC), componente activo de la marihuana, reduce la concentración y altera la percepción -por ejemplo la distancia de otros vehículos o el tiempo de frenado-. Si se mezcla con alcohol, la conducción se afecta aún más que con cada sustancia por separado. Trabajos científicos muestran el aumento del riesgo de chocar en personas con THC en sangre, aún sin signos visibles de intoxicación. El éxtasis y otros derivados de anfetaminas como la melilanfetamina (conocida como Speed) así como la cocaína, pueden aumentar la confianza del conductor de manera que realice maniobras más arriesgadas. Este tipo de drogas puede, a dosis altas, reducir la coordinación motora y afectar la capacidad para calcular velocidades y distancias.

Las benzodiacepinas por su parte (por ejemplo clonazepan, alprazolam, etc., conocidos como Rivotril, Clonagin o Alplax, entre otros) producen somnolencia, disminución de la velocidad de pensamiento y afectación de la performance motora, dependiendo de la dosis. También pueden producir confusión y desorientación temporal y espacial, debilidad muscular e incordinación, sin que el conductor necesariamente deba percatarse de dichos efectos. En todos los casos, la probabilidad de sufrir o producir accidentes se encontraría aumentada.

Fuente: Médico Psiquiatra de FLENI y del Hospital Tobar García

Comments are closed.