PROVINCIALES

Más de la mitad de los 135 municipios adhirió al “pacto fiscal” que promueve la Provincia

74 intendentes rubricaron la adhesión y otros 21 se comprometieron a hacerlo en la próxima sesión. Sin embargo, la gran mayoría de los distritos peronistas todavía lo resisten, y planean combatirlo en la Legislatura.

Por Juan Alfaro

 Si bien el año legislativo está en pañales, en el Gobierno bonaerense miran con atención los movimientos de rebeldía dentro del peronismo hacia el “pacto fiscal” que la Legislatura convirtió en Ley a fines del año pasado y que, adhesión mediante, limita el gasto presupuestario y los contratos de los municipios bonaerenses.

 Transcurridos unos 80 días desde que se sancionó, y según datos que reconstruyó INFOCIELO, 74 municipios adhirieron a la medida, en tanto que otros 21 esperan hacerlo ni bien sus concejos deliberantes inicien el año legislativo. El dato es que hay 40 distritos, mayoritariamente de signo peronista, que resisten.

 El llamado Pacto Fiscal o en su nombre formal, Pacto de Responsabilidad Fiscal nació al calor de la solución que el Gobierno Nacional le dio al conflicto del Fondo del Conurbano que reclamó la gestión de María Eugenia Vidal por la provincia de Buenos Aires. La adhesión provincial, como así la de los municipios a este nuevo sistema oficia de condición para la devolución de recursos para el Estado bonaerense.

Entre los municipios que ya sancionaron la adhesión se encuentran: José C. Paz, Luján, Moreno, Morón, Pilar, San Isidro, San Miguel, Suipacha, Tigre, Tres de Febrero, Vicente López, Arrecifes, Baradero, Capitán Sarmiento, Pergamino, San Pedro, Berazategui, Berisso, Brandsen, Ezeiza, Lobos, Magdalena, Presidente Perón, Punta Indio, Rivadavia, Quilmes, San Vicente, Bragado, Chacabuco, Chivilcoy, Florentino Ameghino, General Viamonte y General Villegas.

También Hipólito Yrigoyen, Junín, Lincoln, Nueve de Julio, Ayacucho, Balcarce, General Alvarado, General Belgrano, General Guido, General Lavalle, General Madariaga, General Pueyrredón, Las Flores, Lezama, Lobería, Mar Chiquita, Necochea, Pinamar, Rauch, San Cayetano, Villa Gesell, Adolfo Alsina, Bahía Blanca, Coronel Pringles, Coronel Suárez, General Lamadrid, Guaminí, Patagones, Pellegrini, Puan, Saavedra, Salliqueló, Tornquist, Tres Lomas, Azul, General Alvear, Olavarría, Saladillo y La Plata.

 En esta lista, la mayoría son distritos oficialistas. Pero también se puede ver a distritos opositores como Moreno, comandado por Walter Festa, que está sumergido en una crisis económica municipal, que hace que necesariamente deba alinearse a los pedidos de Calle 6 para recibir ayuda financiera.

Dentro de la lista de los Municipios que se comprometieron a aprobar la norma en el corto plazo, se encuentran: Campana, General Rodríguez, Navarro, Carmen de Areco, San Antonio de Areco, San Nicolás, Zárate, Lanús, Lomas de Zamora, Carlos Tejedor, General Arenales, General Pinto, Trenque Lauquen, Dolores, La Costa, Maipú, Monte, Coronel Dorrego, Daireaux, Villarino, Bolívar.

El caso más resonante es el de Lomas de Zamora, comandada por Martín Insaurrale, que si bien tiene buen diálogo con Gobernación, se posiciona distinto a la mayoría de los distritos peronistas de la Tercera Sección y Primera Sección, que controlan el PJ bonaerense, tras haber impuesto su fórmula ante el matancero Fernando Espinoza.

Por otro lado se encuentran los municipios donde no hay señales claras de que su Concejo apruebe la adhesión a la norma. En esta lista se encuentran: Escobar, General Las Heras, San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, Malvinas Argentinas, Marcos Paz, Mercedes, Merlo, San Fernando, Colón, Exaltación de la Cruz, San Andrés de Giles, Almirante Brown, Avellaneda, Cañuelas, Ensenada, Esteban Echeverría, Florencio Varela, La Matanza, Alberti, Carlos Casares, Leandro N. Alem, Pehuajó, Castelli, Chascomús, General Paz, Pila, Tándil, Tordillo, Adolfo Gonzales Chaves, Benito Juárez, Coronel Rosales, Laprida, Monte Hermoso, Tres Arroyos, Roque Pérez, Tapalqué, Veinticinco de Mayo.

 En este grupo, hay una llamativa notoriedad de los distritos peronistas que comandan el PJ bonaerense, como Merlo de Gustavo “Tano” Menéndez; Esteban Echeverría de Fernando Gray; Malvinas Argentinas de Leonardo Nardini e Ituzaingó de Alberto Descalzo, entre otros, como varios distritos peronistas del Interior.

También están los distritos más kirchneristas que rechazaron públicamente como Ensenada de Mario Secco; Avellaneda de Jorge Ferraresi; Pehuajó de Pablo Zurro y La Matanza de Verónica Magario. Pero también hay lugares para distritos de Cambiemos, desde aseguran que “no tienen necesidad” de adherirse a la norma, porque no tienen grandes problemas financieros, como el Tandil de Miguel Lunghi.

En las últimas horas, los peronistas que pujan por la renovación y los kirchneristas que orbitan cerca del instituto Patria, coincidieron en plantear una agenda legislativa que tiene como objetivo central la modificación de la ley que alumbró el pacto fiscal. Fue durante un encuentro celebrado en San Antonio de Areco, donde posaron Gustavo Menéndez y Fernando Gray, flamantes autoridades del PJ Bonaerense, y los intendentes de Avellaneda, Ensenada y el local, reconocidos dirigentes de sesgo “K”.

En el encuentro se acordó, además de avanzar en la revisión del pacto fiscal, la idea de controlar de cerca el estado del endeudamiento provincial y la confección del nuevo Coeficiente Único de Distribución, mediante el cual la Provincia reparte los fondos coparticipables y la obra pública.

 Sumadas, las bancadas no alcanzan para imponerse en la Legislatura, y todas las miradas apuntan a la tropa de Sergio Massa, que se vuelve, una vez más, fundamental a la hora de construir mayorías. Por ahora, los diputados que le responden no han dado señales de inclinarse hacia una u otra posición.

Créditos: INFOCIELO

Comments are closed.