PROVINCIALES

Hay 30 mil viviendas sociales “paralizadas” en toda la Provincia

El portal informativo INFOCIELO publicó en su edición de hoy que hay 30.000 viviendas a medio construir en la provincia de Buenos Aires, por lo cual “Vidal ordenó no iniciar más obras hasta tanto no se terminen”.

Ranchos no escapa a esta realidad, y si bien la obra no está “parada”, restan culminar 72 viviendas del Plan Federal; 53 de las cuales se están ejecutando en Ranchos (sobre calle Rivadavia); mientras que en Villanueva (10) y Loma Verde (9) aún no ha iniciado la construcción.

En ese sentido, el Intendente Municipal (I) Juan Manuel Álvarez, en diálogo con MD, aclaró que aún no están en condiciones de ser entregadas, pero dejó en claro que la empresa que está a cargo inició los trabajos en abril del 2017, con un plazo de obra de 12 meses, por lo cual por el momento se están cumpliendo los plazos preacordados.

El ritmo de la obra marcha bien, aunque hay un “pequeño diley” en la entrega del dinero por parte del gobierno provincial, aseguró Álvarez.

Cabe aclarar que la construcción de las viviendas en Villanueva y Loma Verde aún no se está llevando adelante por decisión de la empresa, la cual prefirió culminar con las ya empezadas y posteriormente avocarse de lleno a la edificación de las restantes, pero “en el contrato están incluidas”, confirmó el Jefe Comunal.

El titular del Instituto de la Vivienda Ismael Passaglia aseguró que las viviendas “paralizadas” forman parte de planes que quedaron “abandonados” por la falta de actualización de los costos de la construcción, agregando que el “territorio provincial, tiene un déficit en esa materia que se calcula en unos 500 mil hogares”.

La postura de la gobernadora María Eugenia Vidal, según Passaglia, es “culminar los procesos que se iban a desarrollar y hasta tanto no estén los finales de obras correspondientes no se iniciarán planes”.

“Tenemos 30 mil obras paralizadas y la instrucción que nos formuló la Gobernadora es que terminemos con cada una de las viviendas”, declaró el funcionario.

Entre las causales que mencionó Passaglia, se destaca la falta de actualización de los valores de construcción, que quedaron fijados en 6 mil pesos por metro cuadrado, cuando las estimaciones de mercado marcan que hoy se paga algo más de 25 mil pesos. En ese marco, justificó, “a las empresas no le cerraban los números y las abandonaban a medio hacer”.

Puntualmente, en el Plan Federal que se está desarrollando en Ranchos, “hay que solucionar algunas cuestiones de infraestructura”, mencionó Álvarez, haciendo referencia a la culminación de obras cloacales y de agua potable, y al inicio del tendido eléctrico en los terrenos donde se encuentran las edificiaciones.

“Sin agua y sin luz no las podemos entregar”, enfatizó Juan Manuel Álvarez, aunque sin lugar a dudas es una de las prioridades para este año.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Comments are closed.