POLICIALES

Vecinos de Brandsen marcharon pidiendo justicia por una mujer que fue gravemente golpeada

La historia comenzó durante el fin de semana en la vecina ciudad de Brandsen, cuando una mujer terminó hospitalizada, luego de que un hombre la golpeara salvajemente y le provocara pérdida de masa encefálica, por lo cual aún sigue internada.

Si bien el agresor fue identificado y puesto en prisión en un primer momento, el juez interviniente lo liberó poco después, lo que generó el repudio de los vecinos, quienes se autoconvocaron frente a la Comisaría local, en reclamo de justicia.

El medio colega INFOBRANDSEN ha realizado un exhaustivo seguimiento del hecho a lo largo de estos días, lo cual utilizaremos para dar cuenta de lo acontecido:

“En conversación con el Fiscal de la causa Mariano Sibuet se pudo saber que el agresor quedó detenido por parte del personal policial y se encuentra imputado en una causa cuya caratula es “tentativa de homicidio calificado por el género” y en concurso real con otro hecho de lesiones leves en perjuicio de una persona de sexo masculino.

El Fiscal indicó que “en principio tenemos acreditado la materialidad. En este momento tenemos dos personas que se encuentran en calidad de victimas dentro del proceso”.

Los elementos que se secuestraron y están en poder de la Justicia, son el bate de béisbol y un elemento de hierro, que fueron los utilizados para perpetrar las agresiones.

El Fiscal Sibuet indicó que de acuerdo a las versiones de los testigos los motivos estarían relacionados con aquel hecho acontecido hace 20 años, por lo que deberán iniciar la revisión de los mismos, lo que demandará un tiempo. Aclaró también “que el mencionado caso de violación en principio habría sido cerrado y en definitiva había sido absuelta ésta persona que hoy se encuentra imputada”

Por su parte se supo que la mujer golpeada se encuentra internada en un centro asistencial de La Plata con lesiones que le produjeron la pérdida de masa encefálica. Estuvo con pérdida de conocimiento y en este momento si bien recuperó el conocimiento su estado sigue siendo grave.

El esposo de la mujer agredida, quién también recibió golpes que le produjeron lesiones, ya fue dado de alta”.

A las 21 horas del día 18, se convocó “una marcha frente a la comisaría local en repudio por la decisión del Juez Garantías Fernando Mateos, a cargo del Juzgado Nº 6 liberó a Carlos Elizalde quien había sido detenido el domingo por la noche al golpear con un bate de béisbol a una mujer, quien se encuentra internada en La Plata con pérdida de masa encefálica”, informaron desde INFOBRANDSEN.

“Si bien la causa sigue abierta el juez consideró que no hubo intencionalidad de producir la muerte de la mujer y que las lesiones no son de consideración. En fuentes consultadas llama la atención la decisión del magistrado, teniendo en cuenta que la caratula del caso era “tentativa de homicidio calificado por el género”. Por otro lado, se supo que el Fiscal Mariano Sibuet en el término de ésta semana podría ampliar las pruebas en una “acusación alternativa”, teniendo en cuenta que por la gravedad de las lesiones y el modo en que se produjeron, se considera que el hecho alcanzaría para la detención del imputado”.

REPERCUSIONES EN LOS MEDIOS. (DIARIO EL DIA DE LA PLATA)

Continuando con lo publicado por INFOBRANDSEN, se supo que el autor de las agresiones habría sido responsable de más de una violación a niñas de Brandsen:

“A Samanta Nagode (29), Romina Llanos (32) y Paola Albarracín (38) las conecta algo más que el hecho de tener edades parecidas y vivir en Brandsen: las tres denunciaron haber sido violadas por el mismo hombre, vecino de su mismo pueblo, entre sus 6 y 12 años aproximadamente, y en circunstancias parecidas.

El hombre, oficialmente identificado como Carlos Daniel Elizalde, estuvo preso hasta ayer (por el 18), aunque no por esos casos, sino por atacar con un bate de béisbol a los padres de Samanta, en la puerta de la comisaría de Brandsen, confirmaron fuentes judiciales. Gabriela de Gaetano (48) sufrió un severo traumatismo de cráneo por el que estuvo 24 horas inconsciente y permanece internada en el hospital de esa ciudad.

Su marido, Sergio Nagode (51), resultó con heridas menos graves, aunque ayer tuvo que ser asistido en el mismo nosocomio por “mareos y desvaríos”, dijo su familia.

El fiscal de Brandsen, Mariano Sibuet, indagó a Elizalde por el delito de “homicidio calificado en grado de tentativa” y pidió que siguiera detenido, pero el juez platense Fernando Mateos no estuvo de acuerdo y ayer lo liberó.

Indignados por esa decisión y los años de escuchar historias repetidas, los vecinos de Brandsen se organizaron para manifestarse desde las 21 en la plaza principal, de cara a la comisaría y a metros de donde todos los días Elizalde atiende su puesto de pochoclos.

“Abusó de 11 chicas, intentó matar a una mujer, y está libre. Justicia ya, tiene que estar preso”, decía el mensaje que circuló por las redes y convocó a más de 200 vecinos.

“Nosotros podemos dar cuenta de tres denuncias por abuso sexual con acceso carnal”, dijo a este diario Miguel Molina, el abogado que junto a Alfredo Gascón Cotti patrocina al matrimonio Nagode, aclarando que Samanta y Romina recurrieron a la Justicia entre 1999 y 2002, mientras que Albarracín lo hizo en 2015, en el marco de una causa por amenazas.

Las tres cuentan experiencias parecidas. Todas conocieron al acusado por vínculos familiares o de amistad, “fueron atacadas a la misma edad y silenciadas por amenazas similares”.

“Nos decía que si lo contábamos nuestros padres lo iban a matar y ellos terminarían presos”, dicen, como aseguran que aunque las tres formaron pareja, tuvieron hijos y rearmaron sus vidas, siempre “persistieron las amenazas”.

“A mí me tiró el auto estando embarazada”, recuerda Romina.

“A mí me ha enfrentado en la escuela de mis hijos, adelante de otros padres”, aporta Paola.

“A mí me ha empujado, tirado el auto y acosado desde siempre”, refiere Samanta, protagonista -junto con su familia- del último episodio que terminó con Elizalde detenido por algunas horas.

De acuerdo a su relato, el domingo pasado su pareja iba en el auto de ella junto con un hermano, cuando “este tipo les cruzó la camioneta pensando que iba yo”. Se produjo entonces un forcejeo por el que el novio de la chica decidió ir a denunciar a este sujeto y le avisó a Samanta.

“Yo estaba con mis padres -detalla la chica- y ellos me acompañaron hasta la comisaría, sin saber exactamente lo que había pasado”.

En la puerta de la seccional la familia se cruzó con el acusado, quien estaba con su mujer, su hijo y hasta su nieto, lo que no impidió que “le pegara a mis padres con un bate de béisbol de madera”, contó la joven. “Cuando vi caer a mi madre pensé que estaba muerta”, admite Samanta, quebrándose al recordar a su padre “cubierto de sangre”.

Ahora, ellos y sus vecinos reclaman justicia. “No sabemos cuántos casos hubo. No sabemos si siguen pasando”, lamentan Samanta, Romina y Paola, reforzando su pedido de que la Justicia investigue a fondo “todas las denuncias”, porque, dijeron anoche en la plaza, “es un violador que le vende pochoclos a los chicos”.

Créditos: INFOBRANDSEN

El pase de diapositivas requiere JavaScript.