POLICIALES

Hallan en Ranchos a un hombre que era buscado por su familia en Ostende

A través de la  Sub-Estación II Ostende, dependiente de la Jefatura de Seguridad Departamental Pinamar, se iniciaron actuaciones caratuladas “Averiguación Paradero” de un hombre de 52 años, quien padece una grave enfermedad, por lo cual se habría retirado de su domicilio con la intención de quitarse la vida. Su padre, emprendió una desesperada búsqueda, que finalmente culminó en Ranchos.

En el día de hoy, se conoce la noticia de que “Caballero Raúl Alberto”, había sido hallado en nuestra localidad, con una herida de arma blanca, la cual habría sido autoinfringida. El señor se encuentra internado en el Hospital Campomar.

Desde Prensa Departamental, detallaron que “localizan un vehículo Ford Fiesta gris (Patente JMT 941) abandonado en acceso a la Laguna de Ranchos; proveniente desde la Ruta 20; que une Ranchos –Chascomús. El mismo se encuentra semi-volcado sobre la cuneta; distante a cien metros antes de la citada laguna. Consultando informática, se conoce que posee secuestro del 21 corriente por Averiguación de Paradero; de Caballero Raúl Alberto 52 años domiciliado Ostende-Pinamar a pedido de Subestación Ostende”.

“Realizada una búsqueda en el lugar en zona descampada, aproximadamente a 100 Mts del auto se encuentra a Caballero Raúl, con un cuchillo clavado en su estómago, y con signos de vida”, por lo cual se preserva el lugar hecho y se trasladada a la víctima al hospital Municipal con fines asistenciales, y se encuentra en carácter reservado”

A raíz de las averiguaciones realizadas con posteridad, se determina que “Caballero posee enfermedad terminal, hallábase medicado y según progenitor (el denunciante, Baigorria Mario Enrique), el mismo salió su domicilio, aduciendo no querer vivir más, ya que padece cáncer de medula, y se halla bajo quimioterapia en Santa Teresita; agregando además que “al momento de retirarse, se llevó consigo toda su documentación”, detallaron.

Se hizo presente personal de la Ayudantía Fiscal Ranchos y peritos.

Imagen gentileza Sandra Pérez.

Comments are closed.