LA CIUDAD

Rancheros en el recital del Indio: “Si la gran mayoría se hubiese portado mal, estaríamos hablando de un desastre mucho mayor”

Luego de lo que fue el trágico recital del Indio Solari en la ciudad de Olavarría, que dejó 2 víctimas fatales, una ciudad colapsada, gente perdida y un descontrol en el tránsito; la mayoría de los rancheros que se hicieron presentes llegaron sin problemas, Sergio Marcelo Southwell que estuvo en dicho recital y nos contó lo que vivió.

“Nosotros, por suerte, pudimos estar bien, Nos enteramos de la tragedia al volver a la combi, estuvimos lejos de la avalancha”, relata.

 “Estaba muy adelante, pero a un costado del escenario, supimos del problema cuándo el Indio empezó a hablar, estaba muy enojado, pero no tomamos dimensión de que fuera tan grave. El show se desnaturalizó”, agregó Southwell.

“Yo llevé 15 personas, había venta de entradas hasta las 20hs., pero también mucha reventa de entrada trucha; y cuándo íbamos camino al ingreso, la gente directamente cortó campo y se desbordó todo… no hubo cacheo prácticamente, a nosotros ni siquiera nos cortaron la entrada. Seguramente entró mucha gente sin entrada, en las calles casi no vimos policías, y muy poco personal de seguridad. Por supuesto que hay muchas cuestiones para analizar, yo, antes de salir les había comunicado a todos la dirección de la combi, igual era complicado llamarlos o mandar mensajes, no había señal hasta estar en el centro; tardamos mucho pero todos se manejaron muy bien por suerte”, destaca.

“La salida fue terrible también, tipo embudo, por una sola calle para todos prácticamente, te juro, si la gran mayoría se hubiese portado mal, estaríamos hablando de un desastre mucho mayor. En general, la gente se portó bien, pero era demasiada para manejarla”, consideró Marcelo.

Según pudimos enterarnos a través de las redes sociales, aún hay chicos de Ranchos que no se han podido comunicar con sus familias, las cuales los buscan desesperadamente.

Debido al descontrol generalizado de la situación, y la cantidad de gente que se hizo presente en la ciudad de 120.000 habitantes, las antenas de telefonía colapsaron y es prácticamente imposible poder comunicarse por ese medio. Muchos, les han dado aviso a sus familiares a través de redes sociales; aunque esta vía es solo útil sin conservan carga de batería en sus celulares, si es que aún los conservan.