SALUD

Aumento de Casos de Gastroenterocolitis en Ranchos

Durante las últimas semanas se ha detectado un incremento de las consultas en nuestro Hospital Campomar por gastroenteritis, cuadro caracterizado por nauseas, vómitos, diarrea y fiebre. Si bien varios de los casos, en edad pediátrica, debieron ser hospitalizados, ninguno presento signos de gravedad y fueron dados de alta en 24 o 48 hs.  Hasta el momento, todos los casos fueron autolimitados y respondieron de forma satisfactoria al tratamiento habitual.

Se ha implementado un protocolo, que incluye la toma de muestra para cultivo, a los fines de poder descartar o confirmar los agentes causales y así tener mejor información epidemiológica.

 A los efectos de minimizar el impacto de esta afección, recomendamos a la Población implementar las siguientes Medidas de Prevención:

 Alimentar a tu bebé exclusivamente con leche materna. Es la mejor manera de prevenir las gastroenteritis en los recién nacidos.
• Usar agua potable de red. Si no hay o se tienen dudas, agregarle 2 gotas de lavandina por litro de agua o hervirla de 2 a 3 minutos.
• Carnes rojas, aves y pescados son seguros cuando son de frigorífico o de origen conocido. La leche líquida es segura cuando fue pasteurizada. La leche en polvo es segura cuando se la diluye con agua potable.
• Mantener limpio todo lo que se usa para cocinar y comer. Desinfectar con agua y lavandina muebles, cubiertos, tablas y trapos rejilla.
• Donde se guardan los alimentos no hay que guardar ninguna otra cosa (productos de limpieza, insecticidas, etc.).
• Siempre separar lo crudo de lo cocido. Por ejemplo: si se corta un pollo cocido en la misma tabla y con los mismos cubiertos con los que antes se lo cortó en crudo, puede quedar tan contaminado como antes de cocinarlo.
•Cocinar completamente los alimentos: Cocine bien los alimentos crudos y recaliente bien los cocinados (al menos, durante 10 minutos).
• La carne debe cocinarse hasta que no esté rosada en el centro.
• Los alimentos freezados deben descongelarse dentro de la heladera. Nunca volver a congelar un alimento una vez descongelado.
• Consumir los alimentos recién cocinados. Cuando los alimentos cocidos se enfrían a la temperatura ambiente, los microbios empiezan a multiplicarse. Cuanto más tiempo pasa, mayor es el riesgo.
• Si no hay heladera, lo mejor es preparar la cantidad justa que se va a comer y no guardar sobras.
• Lavarse bien las manos con agua y jabón. Especialmente antes de comer y de cocinar, después de ir al baño y luego de cambiar los pañales o higienizar la cola de los niños.
• Lavar bien las frutas y verduras antes de consumirlas.

ESTAR ALERTA ANTE DIARREAS

• Las gastroenteritis son más frecuentes en épocas de clima cálido, que favorece la diseminación de los gérmenes que las provocan. Las altas temperaturas aumentan también el riesgo de deshidratación.
• La gastroenteritis puede ser grave en bebés menores de un año. En ese caso hay que consultar al médico.
• Los síntomas a tener en cuenta son: tiene más sed que de costumbre, llora sin lágrimas, tiene la boca seca o hace poco pis, tiene los ojos hundidos, tiene vómitos o hace caca muy seguido, está irritable, decaído, no quiere beber o tiene fiebre, la caca tiene moco o sangre.
• En cualquiera de estos casos, es importante acudir sin demora al centro de salud más cercano. Allí encontrará atención y medicamentos gratis.
• Ofrecer líquidos más frecuentemente para mantener una adecuada hidratación.

Muchas Gracias

 Dirección Medica Hospital Campomar

 

 

 

Comments are closed.