Boxeo

Box en Ayacucho: Santiago Sánchez noqueó al local Matías Alagibe

El pasado viernes se llevó a cabo el 8° Festival de Box en el Club Atlético Sarmiento, de la localidad de Ayacucho, en cual estuvo peleando el púgil ranchero, Santiago “El Tren” Sánchez, quien se impuso desde el primer momento al local Matías “Misil” Alagibe.

En diálogo con MD, Santiago comentó que se encuentra “muy bien y contento que se dio todo muy bien” en aquella anoche.

“Estuve peleando en la ciudad de Ayacucho contra el local. Fuimos en busca de todo o nada, sabiendo que de visitantes no nos iban a dar el resultado”, reconoce Sánchez.

Prueba de que el local siempre tiene prioridad ante los jueces, Santiago comenta un episodio inusual al que debió enfrentarse: “pelee en categoría hasta 69 kg, pero rival ni eso respetó y subió con 71:800 a la balanza”, sumando además que debido al excelente rendimiento que estaba teniendo Santiago, el rival ya no estaba en condiciones de seguir y hubo un sin número de desprolijidades, con invasión de ring incluido.

“Hubo olor a KO desde el principio de la pelea, ya que él también vino al choque y con la confianza de saber que podía noquear. Él sintió cada mano que tiré, porque fui con todo a buscar la pelea”, resume.

“En el segundo round lo salvó la campana… en el tercero salí a buscarlo porque mi equipo me dijo que podía caer y lo volteo a golpes… Cayó desmayado, lo asistieron en el rincón. Eso no se debe, le contaron y lo dejaron seguir. Ahí yo ya le veía sangre por todos lados, fue cuando me decido a ir por todo, y le llega la cuenta una vez más. Escupió el bucal y él mismo hizo seña que no iba más a su rincón, y fue ahí que le tiraron la toalla, pero ya le habían contado hasta 10”, describe el “tren”.

Alagibe “venía de ganar 4 o 5 peleas al hilo por KO y me fue una pelea muy difícil, ya que era muy alto, boxeando bien… pegaba fuerte, trabajaba bien los ganchos. Tenía todo, pero pude con trabajo y sacrificio ganar esa pelea. Lo que fue una pelea terrible el KO, fue mucho más delicioso”, considera Sánchez.

Hace muy poco que Santiago comenzó a pelear en categoría de hasta 69 kilos, ya que en sus inicios se enfrentó a hombres de mayor peso. Por ahora el objetivo es mantenerse en esta categoría y para ello trabaja junto a su equipo.

“Mis entrenadores apuestan a la pelea y si ellos dan el okey me dan toda su confianza para que yo salga a ganar. Si pudiera elegir yo mismo le diría que si a todo, pero hay que ser paciente y un paso a la vez”, reconoce Sánchez.

“Ellos me cuidan, la pelea del viernes se dio así porque ya estamos preparados para eso, y queremos con esto ir por mucho más”, adelanta.

“Fue pelea de Semi Fondo, y acá las peleas de fondista no te las regalan… te las ganas”. Agradezco a Dios porque él es el que me cuida, después el boxeo es un deporte de golpear y tratar de no ser golpeado, pero en fin… es lo q yo elegí para mi vida. No voy a saltear la mugre, si tengo que barrer bien la escalera para subir lo voy a hacer, y si algún día me doy cuenta que no es para mí, lo dejaré de hacer. Es lo único que le pido a Dios y a mis entrenadores, que me digan el momento exacto en el que yo tenga que dar un paso más, o un paso al costado”, dice con gran sabiduría el joven boxeador.

El hecho de estar radicado en Mar del Plata desde hace algunos años, hace que la tecnología lo mantenga permanentemente en contacto con su gente, su pueblo, quienes lo apoyan y siguen en su carrera deportiva. “Quiero agradecer a todos en mi pueblo por sus mensajes, sus saludos. Estoy muy feliz con eso y muy agradecido. Es una energía extra la que cada uno de ustedes me da con sus saludos. Creo poner una energía extra cuando no doy más, para no fallarles y sentir que de alguna manera devuelvo todo ese cariño.”, expresa con gratitud el ranchero, agregando que reconoce a “todo el que me apoya con este sueño, que me demuestran que me quieren y que yo soy parte de todos ustedes también”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comments are closed.