RURAL

En momento muy complicado para los productores lecheros, vecinos chascomunenses montaron tambo modelo en Ranchos

Según el proyecto convertido en realidad hace tres meses, el tambo montado por Luis Gayoso y Martín Bigatti en el Establecimiento ‘San Julián’ es un modelo productivo basado en optimizar el uso de los recursos (tierra, hacienda, capital), a través de un sistema que permite mejorar la conversión de forrajes y granos en leche, aumentando por lo tanto la productividad por vaca y estandarizando los procesos productivos.

El propósito del plan de este tambo no es justamente orientarlo a un sistema pastoril, sino  todo lo contario, es decir,  la idea es producir en un esquema totalmente estabulado teniendo en cuenta dos puntos fundamentales; uno de ellos el aumento del precio de la tierra, y por ende de los alquileres. Y por otro lado  la recuperación de los suelos.

A modo de síntesis, se trata de un sistema de producción de leche basado en encerrar las vacas e instrumentar un sistema de pistas de alimentación. De esta forma se busca que el tambo sea viable.

Tal pista o estabular tambo, se trata de un galpón, el cual es de 120 metros de largo por 35 metros de ancho (donde los 13 metros centrales son de hormigón donde comen los animales, el resto es de arena donde descansan) en el cual entran 192 vacas de cada lado.

En lo que hace a la alimentación, se prioriza dar a las lecheras lo que se produzca en el campo, o sea silo de maíz, de alfalfa, grano de maíz, rollos (que proporciona fibra) que pueden ser de alfalfa, paja de trigo o rollo de paja de soja, y en todo eso se debe corregir la proteína con el pellet de soja y un concentrado vitamínico mineral; además de hacer análisis de estos alimentos; pero hay que tratar de que la vaca coma mayor materia seca por día, lo que permite un incremento en litros.

Fuente: Juan Pablo Fourquet

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Comments are closed.