EDITORIAL

Editorial: La Ruta 20, el tema del momento…

Por Luis Nicolás Rey

Luego de varios años donde todos, o la mayoría, pedíamos o nos dábamos cuenta de que la Ruta Provincial 20 necesitaba un trabajo un poco más intensivo que el que se le practicaba habitualmente, ya que la tapada de pozos constante duraba un par de horas. Sólo un puñado de camiones pasaban y todo volvía a la normalidad.

La normalidad para éste trazado era un pozo cada 20 metros, y aunque parezca cómico, así era. Tanto de una mano como de la otra, había que tener una gran memoria visual cuando ibas, para acordarte los agujeros que veías y no dejar la suspensión, ruedas o medio chasis en un cráter a la vuelta.

En noviembre de 2012 se hizo presente en nuestra ciudad el Ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía junto al Director Provincial de Vialidad, Ing. Ricardo Curetti, en oportunidad de realizar algunos controles de pesos de los camiones que circulaban por la Ruta N° 29, luego de esos controles, el intendente Veramendi invitó a el Ing. Curetti  a recorrer la Ruta N° 20 para que verificara el estado en que se encontraba la misma. allí, Curetti se había comprometido a incluir la mencionada obra en el presupuesto 2013 de la Provincia de Buenos Aires.

En el 2013 se dio a conocer que por gestiones de los intendentes de General Paz y Chascomús ante Vialidad Provincial, se había conseguido un bacheo profundo y reasfaltado completo en la misma.

Luego de la licitación para tal caso, la empresa OCSA SA fue quien tomó la obra y en los puntos sobresalientes en aquel momento fueron los siguientes según un comunicado oficial.

En la estructura de la obra se han previstos las siguientes tareas:

– Reconstrucciones parciales
– Bacheo superficial y profundo
– Carpeta de rodamiento tipo concreto asfáltico sobre el total del tramo.
-Del mismo modo en toda la longitud del tramo de referencia, se ha proyectado el señalamiento horizontal y vertical correspondiente.

La obra será realizada con un monto de $ 43.174.541,33 por la empresa OCSA S.A y un plazo de ejecución de doscientos setenta días.

Por último, cabe destacar que de acuerdo al seguimiento que se ha realizado desde la Municipalidad de General Paz, del Expediente Nº 2410-31/2013, el mismo ya ha pasado por los respectivos organismos de control y se espera que a la brevedad comience a ejecutarse la tan ansiada obra. Decía un comunicado del momento.

Hoy en día podemos asegurar que la obra está avanzada, pero junto con ello se han producido algunos accidentes en el trayecto que volvieron a levantar voces de diferentes posturas al respecto. Algunos creen que es mas angosta, otros que está mal reparada, o que quizá ahora que está en mejor estado todos aceleramos un poco más.

Como aquí estoy dando una opinión personal, nobleza obliga, no creo que todos los accidentes sean producto de las obras. A pesar de esto, actualmente hay lugares en los que la ruta parece más peligrosa, simplemente por el estado de las banquinas, ya que desde lo que conocemos como el ‘1° Puente’, hacia nuestra ciudad, el tendido alambrado de los campos se acerca a la ruta, y la banquina está desnivelada hacia la zanja. Pero todo será cuestión de esperar el fin de las obras.

Otro inconveniente, son los cortes en el asfalto que NO están señalizados y a más de uno le ha costado la reparación de unas llanas o cubiertas. Ya que sin importar la velocidad a la que se transite, uno se encuentra con un borde poco menor a 10 cm correspondiente a la nueva capa de asfalto. En caso de que llueva, el espejo de agua que se forma en esa “pileta” artificial podría provocar algún daño más, simplemente por no ser observado a simple vista.

Por último, pero supongo que una vez terminada lo tendrá, no hay lineas laterales ni centrales en la mayoría del trayecto, pero como dije antes, habrá que ser precavidos y esperar que la obra termine.

Es importante destacar, que en algunos lugares del trayecto hay señalización de obra, y en otros, carteles de precaución con una máxima de 40 km/h, que no son respetados, o al menos no parece que así sea al transitarla. Pero en otros lugares la señalización es escasa o nula.

Por razones personales transito asiduamente por dicha ruta, y he notado que desde la reparación de los pozos, es mayor la circulación de grandes camiones, que antes no sucedía, y también que es mayor la cantidad de autos que circulan por la misma. Supongo que es algo previsible, la gente sabe que esta en mejor estado, y comienza a ser más transitada, por lo que será importante que sea vigilada y los controles sean constantes, sobre todo para los vehículos de gran porte, que se supone eran/son los causantes de las roturas.

Habrá que esperar que se terminen las obras y seguramente volverán los reductores de velocidad bajo el arco de acceso y porqué no, radares fiscalizadores de velocidad que en algún momento también se anunciaron.

Creo que de a poco todo encauzará de la mejor manera  uno de los grandes pedidos de la sociedad desde los años 90.

Comments are closed.