EL MUNDO

El FBI cerró por piratería el sitio de descargas Megaupload

Tras la polémica ley SOPA, las redes siguen estando en el centro de la discusión mundial. Para los fanáticos de las descargas de música, videos, juegos y demás, son días difíciles.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés) anunció hoy el cierre de la popular página de descargas “Megaupload” tras una investigación de dos años que se ha saldado con la detención de cuatro personas en Nueva Zelanda por un supuesto delito de piratería informática, según informó el Departamento de Justicia norteamericano.

Las autoridades acusan a Megauploud de formar parte de “una organización criminal responsable de un enorme red de piratería informática mundial” que ha causado más de 500.000 millones de dólares en daños a los derechos de autor. En el sitio se archivan millones de películas, series de TV, fotos, textos de todo tipo, filmaciones caseras y familiares, bases de datos, por lo que el golpe recibido es duro.

Un gran jurado de Virginia acusó el pasado 5 de enero de delitos relacionados con la propiedad intelectual y el blanqueo de capitales a siete responsables de la web, cargos por los que podrían ser condenados a décadas de cárcel. Sólo los cargos de conspiración para blanquear dinero y conspiración mafiosa contemplan penas de hasta 20 años de prisión.

De los siete imputados, cuatro fueron detenidos en la localidad neozelandesa de Auckland. Entre ellos figura el principal responsable del sitio, que dieron a conocer con el nombre de Kim Dotcom (37) y los alemanes Finn Batato y Mathias Ortmann, más el holandés Bram van der Kolk. Otras tres personas permanecen prófugos.

El Departamento de Justicia y el FBI calculan que las actividades de esta página web han supuesto perjuicios de 500 millones de dólares en derechos de propiedad intelectual. Asimismo, estiman que los responsables de Megaupload ganaron “ilegalmente” 175 millones de dólares por ingresos publicitarios y cuotas de miembros premium.

El FBI señaló que la operación desvelada hoy no tiene conexión con el proyecto de ley antipiratería SOPA, promovido por el Congreso de EE.UU., y que provocó el “apagón” ayer de varias páginas en señal de protesta.

La Ley SOPA es una iniciativa introducida en la Cámara de Representantes de EE.UU. el pasado 26 de octubre de 2011 por el republicano texano Lamar S. Smith, con objetivo de ampliar las capacidades de los propietarios de derechos intelectuales para, supuestamente, combatir el tráfico de contenidos en Internet y productos protegidos por derechos de autor o por la propiedad intelectual.
El proyecto de ley tiene repercusiones para la estructura actual de la Web en todos sus sentidos, ya que permite al Departamento de Justicia y a los propietarios de derechos intelectuales, ir contra aquellas páginas o servicios que permitan o faciliten el supuesto infringimiento de los derechos de autor.
De ser aprobada, permitiría el bloqueo por parte de los proveedores de Internet o servicio en cuestión, incluyendo hosting y les exige a las empresas facilitadoras de cobro (como PayPal) congelar fondos y restringir el uso del servicio.

Comments are closed.